Rajoy confía en que la derecha europea le eche una mano con Merkel

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El futuro de España está en juego y Rajoy lo sabe. Por ello, ha pedido ayuda a sus compañeros de la derecha europea para que le echen una mano y, todos a una, logren que Angela Merkel rebaje sus presiones por conocer los detalles del rescate a la banca española. El PP Europeo ha invitado al presidente del Gobierno y a la canciller a un acto la víspera del Consejo de la UE.

Toda ayuda es poca y más si vienen de tus ‘amigos’ de la derecha europea. De esta manera y ante la delicada situación en la que se encuentra Mariano Rajoy por las dudas sobre el rescate a la banca española, el PP de la UE ha organizado un acto el próximo jueves con los más importantes líderes conservadores del Viejo continente entre los que no faltará ni Merkel ni el propio presidente del Gobierno.

En la víspera de una cumbre del Consejo Europeo vital para el devenir de España, el presidente de este organismo, Herman Van Rompuy, su homólogo en la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y hasta 15 líderes de los Veintisiete compartirán mesa y mantel con Rajoy y la canciller alemana en un intento por que esta última rebaje sus presiones sobre el rescate bancario.

Y es que, en el seno del G-20 celebrado a principios de esta semana, Merkel ha insistido en la necesidad de saber “cómo va a ser la petición de ayuda española” y qué cuantía necesita Rajoy para sanear su banca. Unas coacciones que han aprovechado los especuladores para sembrar de nuevo las dudas sobre España y llevar la prima de riesgo hasta rozar los 600 puntos.

Entre los conservadores europeos implicados en ayudar a Rajoy se encuentra el presidente de Luxemburgo, Juan-Claude Juncker, su homólogo portugués, Pedro Passos Coelho, y el recién elegido jefe del Ejecutivo griego, Antonis Samaras.

Esta no será la única cita del mandatario español con la canciller alemana, mañana coincidirán en Roma junto al presidente de Francia, François Hollande, invitados por el primer ministro italiano, Mario Monti. Sobre la mesa estará la propuesta de comprar deuda soberana, sobre todo de Italia y España, a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y del Mecanismo de Estabilidad para relajar la presión de los mercados.