Las tensiones en IU de Madrid, nuevo problema para Cayo Lara

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A Cayo Lara le ha surgido un nuevo problema en Madrid. El diputado autonómico Miguel Reneses le ha anunciado que quiere volver a ser secretario de Organización tras el archivo de imputación por acoso sexual. Un auto que “no cuestiona la imputación, sino que dice que ha pasado mucho tiempo», recuerda el líder de IU en la región.

Los dolores de cabeza se le amontonan al coordinador general de IU. Por si Cayo Lara no tuviera bastante con la división interna en la que está sumida la coalición de izquierdas en Extremadura, ahora la tensión se dispara entre los dirigentes madrileños. Ante la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de sobreseer y archivar la imputación sobre Miguel Reneses como presunto autor de un delito de acoso sexual, este último ha reclamado recuperar su cuota de ‘poder’.

En declaraciones a Europa Press, el diputado autonómico ha anunciado que ha comunicado a Cayo Lara su intención de “asumir las responsabilidades plenas” de la secretaría de Organización a IU federal que dejó «en suspenso de manera cautelar» tras la imputación.

“Así lo he hablado con el coordinador general y el resto de dirigentes políticos de la Ejecutiva en la medida en que no hay ningún órgano que me hiciese suspender de estas funciones, sino que fue algo voluntario”, ha señalado.

Una restitución de sus responsabilidades que no gusta en las filas de IU de Madrid. No hay más que recordar que hace unas semanas el líder de la coalición en la región, Gregorio Gordo, pidió a la Mesa de la Asamblea autonómica, con mayoría del PP, que sancionara a Reneses por sus continuas faltas de asistencia a los plenos.

Precisamente ha sido Gordo el primero en escenificar su malestar por la petición de su compañero en IU. Según Europa Press, el líder madrileño ha aclarado que “el auto no cuestiona la imputación, sino que dice que ha pasado mucho tiempo” desde que pasaron los hechos investigados. Asimismo, Gordo incide en que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid vio «indicios razonables» de presunto acoso sexual por parte de Reneses tras la denuncia de compañera de partido y concejala del Ayuntamiento de Fuenlabrada.