La Marea Verde ‘toma’ la Feria del Libro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Marea Verde quiere convertirse en protagonista de la Feria del Libro, un evento al que cada año acuden miles de personas interesadas en la literatura. El colectivo trasladará a la ciudadanía su lucha contra los recortes educativos con una pega de carteles que defienden una ‘Escuela pública de tod@s y para tod@s’.

Las denuncias de la Marea Verde contra la política educativa de recortes de Esperanza Aguirre y del Gobierno central también serán visibles en la Feria del Libro que hoy se inaugura en el madrileño Parque del Retiro y que acabará el próximo 10 de junio. Los profesores interinos de la región han decidido convocar una protesta esta misma tarde aprovechando la afluencia de ciudadanos a este evento, que celebra su 71º edición con la literatura italiana como telón de fondo.

Los docentes iniciarán a las 18 horas una pega de carteles verdes con el lema ‘Educación pública de tod@s y para tod@s’ en las casetas de la Feria, con los que pretenden denunciar el desmantelamiento de la enseñanza pública que están llevando a cabo tanto el Gobierno de Aguirre como el de Mariano Rajoy con sus recortes. Todo ello, según denuncian, para favorecer el modelo educativo ‘preferido’ del PP: el de la privada y la concertada.

La Marea Verde iniciará esta acción en la caseta número 1, ubicada junto a la entrada de la intersección de la calle O´Donnell con el Paseo de Coches, para volver a dar visibilidad al conflicto que mantienen desde que comenzase el curso escolar. Una protesta que se produce la misma semana en la que todas las fases educativas de la pública han secundado una huelga general contra los recortes acometidos por el Gobierno.

La acción convocada por la Marea Verde en el Parque del Retiro se suma a la protesta de los quiosqueros desahuciados por el Ayuntamiento de Madrid, que ha entregado la gestión de estos negocios a otros empresarios.

Los antiguos gestores de estos emblemáticos establecimientos, que hasta ahora pasaban de padres a hijos, llevan ya un mes encerrados en uno de los bares-miradores, ubicado precisamente en el Paseo de Coches, para protestar contra el cambio en las concesiones de los kioscos perpetrado por Ana Botella.