Rajoy ‘saca pecho’ ante sus críticos tras el archivo de la causa contra Camps

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Rajoy ha roto su silencio en torno al ‘caso Gürtel’, tras conocer que el tribunal de Valencia ha archivado la causa contra Francisco Camps, y lo ha hecho para lanzar un mensaje en clave interna. Así, ha ‘sacado pecho’ frente quienes han criticado su estrategia, enumerando sus logros de los últimos meses y presumiendo de que ahora el PP está «en la centralidad» y puede «pactar con quien quiera». Además, ha felicitado a Camps y ha asegurado que ha ganado la justicia y el sentido común.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal de Justicia de Valencia ha archivado la causa contra el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, por un supuesto delito de cohecho impropio al haber aceptado regalos (varios trajes) por parte de la rama valenciana del ‘caso Gürtel’. Mismo destino han tenido las acusaciones contra el número dos del PP valenciano, Ricardo Costa, y contra Víctor Campos y Ricardo Bertoret. Los augurios que el viernes manifestaron fuentes socialistas de la Comunidad Valenciana sobre el dictamen del Tribunal de la región se han cumplido y Camps ha visto cómo la causa que tenía abierta con la Justicia desde hace varios meses ha desaparecido. Nada imputable han encontrado los jueces que integran la sala para iniciar los trámites de apertura del juicio contra el presidente autonómico y el resto, aunque sí que es cierto el envío de estos regalos, algo que desde el primer momento negó el dirigente regional del PP que aseguró que había pagado los trajes con dinero de su bolsillo.

Así, se ha decidido archivar la causa aunque no sin polémica. Y es que los cuatro imputados no han tenido el mismo apoyo por parte de los tres magistrados para cerrar el caso.

Juan Montero ha sorprendido al asegurar, en un voto particular, que no comparte el sobreseimiento a Camps, Bertoret y Campos. Para este magistrado sólo se debería archivar la causa abierta contra el número dos del PP valenciano y portavoz en las Cortes autonómicas, Ricardo Costa, ya que tiene «dudas» respecto al resto de imputados.

Las respuestas de la decisión del Tribunal de Valencia no se han hecho esperar. Así, dejando de lado las declaraciones del PP, los primeros en lamentar este dictamen han sido los socialistas. «Ya vaticinamos que pasaría esto» recuerdan a EL BOLETIN miembros de la federación del PSOE, «e incluso sabíamos el resultado de la votación». Lo que les queda ahora a los representantes del PSPV es el Supremo. Como ya anunciaron a este diario, los socialistas acudirán a este órgano judicial y presentarán, como ha recalcado su jefe de filas, Jorge Alarte, un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra el auto que excluye a Francisco Camps de cualquier tipo de implicación con el caso Gürtel.

Además del PSPV el resto de grupos políticos en la región del levante han manifestado sus críticas ante el archivo de la causa. La portavoz de Compromís en las Cortes autonómicas, Mònica Oltra, ha calificado de «escándalo sin precedentes» la decisión del tribunal y ha recalcado que los jueces «amigos» de Camps «han confundido inmunidad con impunidad». Por su parte, la coordinadora de Esquerra Unida, Marga Sanz, ha recordado que esto no se acaba aquí y puede haber un «alargamiento del proceso judicial ante los probables recursos de la Fiscalía y de la acusación particular».

El delegado del Gobierno en la región, Ricardo Peralta, no ha querido ser menos en el día en el que la Comunidad centra todas las miradas y ha pedido a Camps que comparezca en las Cortes «para informar con verdad» de los hechos. Y es que, para Peralta la investigación judicial «ha acreditado que esa red de empresas ha existido y esas empresas han suscrito contratos con las instituciones valencianas gobernadas por el PP y que estos dirigentes del PP recibieron regalos de aquellos».

Durante su intervención en la Junta Directiva del PP gallego, Rajoy recibió una nota en la que le informaban de la decisión judicial, sin embargo, el líder popular no tuvo prisa en valorarlo y quiso hacer varias puntualizaciones antes. Así, reconoció que “muchos” le han acusado de hacer una oposición demasiado dura mientras “otros” le atribuyen una estrategia demasiado blanda -en referencia al sector más duro del partido-, pero que lo cierto es que el “dato más relevante” es que el PP hoy está “en la centralidad” y puede “pactar con cualquiera”. Y añadió que los populares han ganado en Galicia cuando había gente, “sobre todo en Madrid, que parece que sabe mucho”, que aseguraba que “no íbamos a ganar”. Así, enumeró sus éxitos del último año: propiciar el cambio en el País Vasco, la victoria en las europeas y la favorable encuesta del CIS que por primera vez desde que el PP perdió el poder le augura una victoria en las generales.

Estas palabras en clave interna intentan acallar definitivamente las críticas que desde el propio partido se ha lanzado a su labor de oposición, especialmente desde el PP de Madrid. Por ejemplo, Esperanza Aguirre criticó hace unas semanas la decisión de Génova de abstenerse en el debate sobre la nueva financiación autonómica, en lugar de votar en contra.

Los medios conservadores, cercanos a Esperanza Aguirre, se manifestaron de la misma manera y han reiterado en numerosas ocasiones la estrategia moderada de Rajoy.

El pasado domingo, el presidente del PP ya había reiterado que no pensaba cambiar su estrategia y señaló a La Vanguardia que “el PP resiste, avanza y ganará con claridad”.

Durante su discurso de hoy, se vio reforzado por el archivo de la causa contra Camps, de la cual informó a los dirigentes del PP gallego que aplaudieron con fervor la buena nueva, y destacó que “ha ganado la justicia, el sentido común y los vendedores de tila, porque seguro que hay algunos de los nervios”. También advirtió de que quien tiene que hablar ahora “es la Inquisición” que, afirmó, el PP ha tenido que sufrir “a lo largo de medio año”. Rajoy finalizó su intervención con un “muchas felicidades, Camps” para a continuación animar a los populares a seguir trabajando.

En los mismos términos, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, opinó en rueda de prensa que se ha hecho justicia con el presidente de la Comunidad Valenciana y su equipo e instó a los que les condenaron a pedirles perdón tras la “agonía y sufrimiento” que han vivido.
Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, declaró a Europa Press que acata y respeta la decisión de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, al igual que hace con “cualquier resolución judicial”.

Al cierre de esta edición, Camps no se había pronunciado sobre el archivo de la causa contra él.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA