Aguirre busca un candidato de consenso en Caja Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comunidad de Madrid ha logrado que CCOO, UGT y los socialistas madrileños se unan al acuerdo que en el seno de la caja ya tenía Esperanza Aguirre con IU y Comfía. Con el apoyo de estas facciones en la entidad, la ‘lideresa’ presentará una candidatura única a las elecciones a la presidencia de la caja.

Tras los encuentros que durante las semanas pasadas había mantenido el consejero de Economía, Antonio Beteta, con las diversas facciones de Caja Madrid, esta mañana ha logrado el visto bueno de todas para proseguir, con normalidad y sin ningún obstáculo, el proceso electoral.

Así, Esperanza Aguirre ha logrado esta mañana, y según fuentes de CCOO asistentes a la reunión, un “compromiso verbal” de UGT, CCOO y PSM para continuar con el posible relevo de Miguel Blesa de su cargo y proponer, con un consenso previo, a su candidato. No obstante, según los asistentes al encuentro, no se ha hablado de nombres.

El precio que tendrá que pagar la presidenta autonómica por este consenso será ceder una vicepresidencia al PSM -en la actualidad hay dos: una del PP y otra de IU-, y la incorporación de todas las partes a los órganos de dirección de la caja.

Según han explicado los representantes de CCOO, UGT y PSM, el acuerdo, que es “un compromiso verbal”, tiene el objetivo de garantizar que la cuarta entidad de España incremente el crédito a pymes, familias y ayuntamientos y aplicar un “desarrollo estratégico distinto del que se está llevando a cabo”.

Al respecto, Beteta explicó que “supone la definición de Caja Madrid como una pieza clave para el desarrollo regional, entendiendo que deben implementarse una serie de políticas que han de favorecer la llegada del crédito a las familias y a las empresas madrileñas, así como a los ayuntamientos que ahora mismo tienen graves problemas en materia de financiación”.

El consejero añadió que “a tal efecto habrá una lista única a los órganos de la caja, respetando los porcentajes o pesos de cada una de las fuerzas. Este proceso se llevará a cabo con la rapidez y celeridad que indica la normativa vigente y de la cual se deriva que a finales de noviembre estará concluido”.

El acuerdo, que pone fin a los conflictos en la caja y garantiza que el proceso electoral culmine antes de final de año, no ha contado con la presencia de Alberto Ruiz-Gallardón. El tradicional enfrentamiento entre el alcalde de Madrid y Aguirre se extendió a la entidad, especialmente tras la reforma de la Ley de Cajas, que finalmente la presidenta tuvo que rectificar.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA