El caso Gürtel provoca un nuevo motín de los PP regionales contra Génova

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La posición de Génova de no tomar ninguna decisión ante la implicación de cargos del PP en el ‘caso Gürtel’ y de defenderlos a ultranza ha provocado un nuevo motín de los populares en diversas regiones contra la dirección nacional, agravado por la postura del partido en el debate sobre la financiación autonómica. Así, en las filas del PP canario se manifiesta la necesidad de que el tesorero y senador del partido e imputado en la trama empresarial, Luis Bárcenas, deje el cargo. Mientras, el sector zaplanista espera cambios en el PP valenciano en el mes de septiembre.

Y es que, a la memoria de muchos populares de la isla vienen los esfuerzos que tuvo que hacer el presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, por presentar todas las facturas que tenía ante las acusaciones de la prensa de aceptar, supuestamente, un viaje de un empresario. La denuncia, que hoy ha archivado el Tribunal de la isla aseguraba que Soria aceptó en 2005 un viaje a Noruega para pescar salmón.

En ese momento, el político canario se vio obligado a sacar hasta de las piedras las facturas, cosa que no se le exige a Francisco Camps, por ejemplo, y es que él si que ha enseñado las facturas y ha sido absuelto. Si esta actitud no fuera suficiente, Génova se encuentra con las críticas que desde las Comunidades se ‘dedican’ a la decisión de la dirección de abstenerse en la votación de la financiación autonómica en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El propio PP Canario, que gobierna junto a Coalición Canaria, se vio forzado a contradecir a Mariano Rajoy y apoyar el modelo ante las mejoras que traen a las islas. Por no decir la actitud de Esperanza Aguirre y su malestar por no dejarla votar ‘no’ a dicho modelo de financiación. Sobre este mismo asunto, los populares catalanes han alzado su voz.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, parece no estar contenta con las últimas declaraciones de dirigentes del PP sobre Cataluña a cuenta del nuevo modelo de financiación autonómica. Esta mañana, en RAC1, reconocía que no le gustaría que se repitieran las acusaciones de catalanofobia contra su partido que se produjeron durante la reforma del Estatut y señaló respecto a este asunto que “se ha de ser prudente. (…) Se lo he dicho a los de Madrid y se los he dicho a los de Galicia”.

En opinión de la líder popular, “quien está haciendo las cosas mal es el Gobierno del señor Zapatero, no Cataluña ni los catalanes”, y es en el presidente en quien hay que poner el acento. No obstante, también censuró la actitud de José Montilla por alentar el anticatalanismo.
Respecto a las críticas de Esperanza Aguirre a la abstención en el debate sobre financiación, Sánchez-Camacho advirtió a la presidenta madrileña de que “en el Partido Popular de España manda el señor Mariano Rajoy”.

La presunta relación de Francisco Camps o Ricardo Costa, entre otros, con las empresas del ‘caso Gürtel’, tendrá importantes consecuencias tras el verano. Así, fuentes del sector del PP afín a Eduardo Zaplana han asegurado a EL BOLETIN que en septiembre se producirán cambios.

La cierta tranquilidad que da el Tribunal de Valencia en la instrucción del ‘caso Gürtel’ y la imputación del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y su ‘número dos’ en el PP, Ricardo Costa, acabará a la par que las vacaciones de verano. En el mes de septiembre, según han destacado representantes zaplanistas, el juzgado volverá a la carga y “se producirán salidas en el PP valenciano”.

Los populares consultados han asegurado que en el inicio del curso político acabará la actual estrategia del PP de ‘hacer oídos sordos’ y no afrontar la responsabilidad política de estas acusaciones. El nuevo impulso a la causa traerá dimisiones, ceses o cualquier otro tipo de salida de miembros del partido en la región relacionados con las empresas de la trama.

Decisiones que en ningún caso afectarán a la alcaldesa de la capital del Turia. Según estas fuentes, las filtraciones sobre el regalo de bolsos por parte de empresarios de la trama a Rita Barberá no tienen importancia y en ningún caso acabará con la carrera política de la regidora de Valencia. Estas palabras no han sido las mismas que han dedicado los zaplanistas al resto de imputados. “Sabemos que Rita no es culpable, todo el mundo sabe lo que tiene, no podemos decir lo mismo de Bárcenas, de los imputados en Madrid y de otros”, en clara referencia a Camps y a Costa.

Sobre el tesorero del PP, senador e imputado en el ‘caso Gürtel’, los zaplanistas no prevén que se produzca ningún cambio en su ‘status’. “Pase lo que pase mañana cuando acuda al Supremo a testificar, Génova no tomará ninguna decisión”.

Postura que no gusta nada a este sector del PP que pide que sea el propio senador el que coja la puerta de salida y deje el partido. Camino diferente aunque mismo final es el que defienden un nuevo grupo de populares, ubicado en Galicia, que exige a la dirección del partido el cese fulminante del tesorero. Grupo que está contando con un amplio apoyo por parte de los integrantes del partido.

Estas fuentes han reiterado las denuncias que desde la semana pasada vienen haciendo representantes de este sector. Así, estos representantes del PP han denunciado la “parálisis” que con el ‘caso Gürtel’ se está produciendo en la vida política. Parón del que buena parte del Gobierno tiene la culpa, pero que también es responsabilidad de la estrategia del PP en la Comunidad Valenciana.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, se ha refugiado en los tradicionales regalos de Navidad para defender los presuntos bolsos que recibió Rita Barberá. En una entrevista en Punto Radio, Pons ha asegurado que la “supuesta grabación es del 2 de enero, en plenas navidades y ¿quién no recibe un regalo en Navidad?”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA