El sector radical del PNV concede una tregua a Urkullu

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sector más radical del PNV, liderado antes por Xabier Arzalluz, ahora por Joseba Egibar, ha concedido una tregua a Íñigo Urkullu. Tras el duro golpe que supuso la pérdida del Gobierno vasco y las críticas internas al proyecto de la dirección del partido, las aguas parece que comienzan a calmarse.

Un papel clave en esta tregua la ha tenido la decisión de la formación de convocar un acto el pasado sábado en el monte Gorbea, entre Álava y Vizcaya, para homenajear a la ikurriña y mostrar su protesta por la colocación de la bandera española en ese mismo lugar hace unas semanas tras unas maniobras militares. Urkullu encabezó una marcha, rodeada de una densa niebla, junto a altos cargos del partido. Este acto más simbólico que político ha gustado entre las filas más soberanistas que antes representaba Juan José Ibarretxe cuando era lehendakari.

Así, en algunas publicaciones digitales vinculadas a la facción de Egibar se comenta que el partido parece recuperar lo bueno de sus orígenes y empieza a reactivarse tras el varapalo del 1 de marzo.

En izaronews.com se dice sobre el acto que el partido logró “una amplia difusión, facilitando infraestructuras de telecomunicaciones e incluso transporte para los medios” y añade que “la marcha al Gorbea tiene su interés ya que supone entroncar con una tradición de montañismo y romerías que dio al PNV muy buenos resultados allá por los años 20 y 30 del siglo pasado, cuando aún no había alcanzado el poder y se veía obligado a luchar por él como los otros partidos, sin planes fijos ni perspectivas ciertas de éxito”.

Por otro lado, las bases más soberanistas recuerdan al PNV que debe aprovechar la oportunidad que tiene para atraer el voto de la izquierda abertzale cuyos seguidores han visto frustradas sus esperanzas puestas en el Tribunal de Estrasburgo.

Por otro lado, el PSE comentó hoy, sobre la propuesta del PNV para cerrar un gran pacto de estabilidad institucional con el objetivo de hacer frente a la crisis, que “suena bien” y se mostró “plenamente dispuesto” a negociarlo. No obstante, el portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, mostró su esperanza en que esta no sea una táctica del PNV para parar una posible moción de censura en la Diputación de Álava. Por su parte, el PP descarta que la oferta del PNV haga dudar al PSE de su apoyo a una moción en Álava.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA