Cataluña advierte que no cumplirá el objetivo de recorte de déficit

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cataluña cerrará este año con un déficit superior al 2%, lo que supone que incumplirá el límite del 1,3% acordado por el Gobierno y las autonomías en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera. El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, adelantó este dato en una rueda de prensa en la que ha presentado las líneas generales de los presupuestos que a lo largo de hoy presentará a la oposición.

El incumplimiento del objetivo de déficit por parte de Cataluña ya se intuyó en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera, celebrado el pasado miércoles, ya que Mas-Colell advirtió a la vicepresidenta económica, Elena Salgado, que si no adelantaba los 1.350 millones de euros del fondo de competitividad, sería muy difícil ajustarse al límite marcado. Y por el momento, el Gobierno se niega a adelantar ese pago.

El propio vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha insistido hoy en esta negativa al señalar que la ley no permite adelantar este año ese fondo, como sí se hizo en 2009 y 2010. Aunque se mostró dispuesto a dialogar con las regiones sobre esta discrepancia en torno al nuevo modelo de financiación autonómica, advirtió que “la ley es la que es”. Rubalcaba aprovechó para recordar que el sistema de financiación actual ha permitido a las regiones percibir “11.000 millones de euros más”, lo cual supone un “esfuerzo enorme desde el punto de vista financiero” y recordó al PP que criticó duramente el modelo y el fondo que ahora exigen sus autonomías. Por último, el vicepresidente primero y ministro del Interior aconsejó a las CCAA centrarse en el déficit, que aseguró “se va a cumplir”, y aparcar el debate sobre la financiación.

Recorte de gasto

Respecto a los pocos detalles sobre las cuentas regionales que ha ofrecido Mas-Colell en su rueda de prensa destaca el recorte “inferior” al 10% en Sanidad, Educación y Bienestar Social y Familia, un ‘tijeretazo’ que le ha costado al Gobierno que preside Artur Mas varias movilizaciones de estos sectores y críticas por parte de los partidos de izquierda, que le exigieron evitar estos recortes a cambio de su apoyo. A pesar de ello, el consejero de Economía aclaró que el gasto social supone un 70% del total del presupuesto, tres puntos más que en 2010. “Esta diferencia de tres puntos no es una tontería”, declaró Mas-Colell y recordó que el tijeretazo es mayor en consejerías que no están relacionadas con los servicios públicos. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ya ha adelantado que no apoyará los presupuestos si el gasto social es inferior al 75% y si el déficit cumple el límite del 1,3%. El PSC, por su parte, ha criticado que se incumplan los compromisos con el Gobierno.

¿Nuevas reglas?

“El Consejo aprueba los objetivos de déficit generales, pero eso no impide que alguna comunidad pueda pactar un déficit distinto”. Con esta frase, Salgado abrió el pasado martes una vía a la negociación con CCAA como Cataluña. Sin embargo, no especificó la fórmula, lo cual ha dado lugar a todo tipo de especulaciones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA