Alfonso Alonso se confirma como el ‘chico para todo’ del PP

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Alfonso Alonso se ha convertido en el ‘chico para todo’ del PP. Ya sea para estar en primera fila escuchando al expresidente del Gobierno José María Aznar en su regreso al Congreso tras sus críticas a Mariano Rajoy y su Ejecutivo o para llamar al orden al eurodiputado Alejo Vidal-Quadras por sus contantes ataques a Cataluña, ahí está el portavoz del partido en el Congreso dando la cara.

En medio de la confusión que reina en las filas PP, con polémica casi por semana, y ante los graves problemas del Gobierno en su estrategia de comunicación, hay un dirigente que se erige sobre los demás: Alfonso Alonso.

Su buen trato con los medios de comunicación, ‘heredado’ de Soraya Sáenz de Santamaría, su antecesora en el cargo, y su negativa a esconderse de los problemas, ha hecho que el portavoz de los populares en el Congreso se haya convertido en uno de los mayores activos del partido. Unas características que no abundan en las filas del PP.

Martes tras martes, ya sea en un ‘canutazo’ a la salida de la Junta de Portavoces o en una rueda de prensa en una sala de la Cámara baja, el presidente del PP de Álava responde a las polémicas que, constantemente, rodean al partido. Hoy mismo, Alonso arremetido contra su compañero de filas y vicepresidente del Parlamento Europeo Alejo Vidal-Quadras por proponer dejar quebrar Cataluña e intervenirla si no renuncia al proceso soberanista.

El portavoz en el Congreso ha asegurado que los catalanes “tienen que saber que el Gobierno les va a proteger, les va a ayudar y les va a tratar con justicia”. “Eso es lo que es responsable y lo que debería pensar Vidal-Quadras”, ha remarcado Alonso que le ha acusado de “tratar de ejercer la acción del Gobierno desde las revanchas políticas”.

Si hoy llamaba al orden al expresidente del PP catalán, ayer arropaba a otro expresidente, en este caso del Gobierno, en su regreso al Congreso. El diputado vasco asistía a la presentación de una serie de biografías políticas que organizó FAES en la Cámara baja, y eso que Génova y Moncloa habían decidido dar plantar a José María Aznar. Desde las primeras filas, Alonso siguió atentamente la intervención del que fuera líder del partido.

A todo esto, hay que sumar las constantes explicaciones públicas que Alonso ha dado por la trama Gürtel o el ‘caso Bárcenas’ mientras que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, trataba de ‘huir’ de este tema y evitaba convocar ruedas de prensa.

Alonso es un ‘chico para todo’ y uno de los mejores activos del PP hasta el punto que su nombre sonó, y con mucha fuerza, para tomar las riendas del partido en el País Vasco tras la decisión de Antonio Basagoiti de abandonar el poder. Incluso, él mismo reconoció que si el partido se lo pedía, aceptaría la Presidencia de los populares de Euskadi. Una responsabilidad que al final recayó en Arantza Quiroga.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA