Vale do Rio reinicia las negociaciones sobre el precio del hierro con China

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los inspectores de Hacienda del Estado han pedido a la Agencia Tributaria aumentar el control en las comprobaciones de las declaraciones de la amnistía fiscal. Petición que surge ante la posibilidad de que varios imputados en casos de corrupción, como el extesorero Luis Bárcenas, se hayan acogido a esta medida para regularizar varias decenas de millones de euros.

En apenas cinco puntos la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) propone a Hacienda, en una solicitud formal, solucionar los problemas que se están dando con las declaraciones tributarias especiales impulsadas por el ministro Cristóbal Montoro para la amnistía fiscal.

Entre las “medidas” y “actuaciones” a acometer para este año, la IHE destaca la necesidad de “verificar” en estas declaraciones especiales “si se han presentado la correspondientes declaraciones complementarias del IVA”. Asimismo, los inspectores llaman a “comprobar el origen de las rentas para verificar que no procedan de actividades delictivas, y, en caso contrario, remitir la información a jueces o fiscales”.

Esta última reclamación que se produce apenas días después de que Bárcenas haya sido citado en los juzgados el próximo día 25 para que esclarezca sus cuentas en Suiza y en plena polémica porque asegura haberse acogido a la amnistía fiscal para regularizar 11 millones de euros.

Por otra parte, este colectivo llama a actual ante las declaraciones especiales, o DTE, “presentadas por los hijos” para evitar el pago del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. “Pueden existir situaciones en las que se haya aprovechado la posibilidad de declarar el titular real de los bienes, y no el jurídico, para cambiar la titularidad real, que no lo permite la norma”, destacan los inspectores que señalan que “así una cuenta en Suiza con saldo de varios millones de euros, puede haber dado lugar a DTE presentadas por los hijos, evitando pagar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones”. Ante esto, la Agencia Tributaria tendría que comprobarlo y remitir la información a la Comunidad Autónoma, que es la competente para liquidar dicho impuesto.

Junto a esto, ponen el acento en los bienes adquiridos en ejercicios ya prescritos y reclaman que el contribuyente “tendría que haber presentado las declaraciones complementarias del Impuesto sobre el Patrimonio, así como la correspondiente al año 2011, y, si no ha sido así, hay que citarlo y liquidar dicho impuesto”.

Por último, los inspectores no quieren pasar por alto el ‘fiasco’ que ha sido la amnistía, ya que de los 40.000 millones de euros de aflorados, “solamente” 1.193 millones de euros son de las cuotas tributarias ingresadas, “lo que supone menos del 3% de tipo impositivo.”

Este documento coincide con las informaciones que aseguran que Hacienda prometió a los defraudadores que se acogieran a la amnistía fiscal que no investigaría sus declaraciones. Según Vozpopuli.com, el departamento de Montoro hizo esta promesa “por escrito y en dos ocasiones: primero en una nota que redactó la Dirección General de Tributos el 27 de junio de 2012 y, meses después, en un e-mail que su director remitió a los inspectores para recordarles el obligado cumplimiento de esa instrucción”.

En esas órdenes, insiste este diario, “Tributos garantizaba a los evasores que no habría comprobación aislada de su declaración tributaria especial”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA