Rajoy admite ante Merkel que hay «algunas cosas ciertas» en los papeles de Bárcenas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Todo lo que se refiere a mí y mis compañeros no es cierto, salvo alguna cosa que es lo que han publicado algunos medios de comunicación”. Con esta inesperada frase Mariano Rajoy, visiblemente nervioso, ha reconocido en presencia de Angela Merkel que hay partes de los ‘papeles de Bárcenas’ desvelados por la prensa que cuentan la verdad.

Esta afirmación supone un giro sobre la estrategia utilizada hasta ahora por el PP y fijada por María Dolores de Cospedal en la rueda de prensa de la semana pasada en la que negó toda verosimilitud a los papeles del extesorero del partido publicados por El País. Línea que el propio presidente del Gobierno español siguió en su intervención del sábado ante el Comité Ejecutivo de los populares.

Antes, en su primera intervención a las preguntas de los periodistas, Rajoy había dicho que las opiniones son libres en referencia a las peticiones del líder de la oposición Alfredo Pérez Rubalcaba que le exige que dimita y a las críticas con las que la prensa alemana le ha dado su ‘bienvenida’ a su visita a Berlín.

Asimismo, ha insistido en su intención de llevar ante la Justicia las informaciones sobre los presuntos pagos a altos cargos del PP. “Es una decisión que estudia el partido y en manos de los abogados”, ha asegurado Rajoy.

El líder del PP ha respondido de esta manera a las preguntas que le han lanzado los periodistas españoles en los escasos minutos que han tenido para hacerlo. Como han hecho otras veces en estos casos, los corresponsales se repartieron los papeles y fue Carmen del Riego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid y periodista de La Vanguardia, la encargada de abrir las hostilidades.

Del Riego ha inquirido al presidente del Gobierno si está “tocado” o se siente un “lastre” para el país ante la tormenta desatada por el extesorero del PP. Una cuestión ante la que Rajoy le ha trasladad que se encuentra “con las mismas ganas, la misma ilusión, fuerza y coraje que cuando llegue para superar una de las situaciones más difíciles de los últimos años”.

Tras esto, el turno ha sido para el periodista de El País Carlos Cué que ha preguntado por el mencionado tema de las querellas.

Previamente, ha aprovechado la presencia de Merkel para recordar la corrupción que afectó a la CDU y comparar esa situación con la actual del PP. Una cuestión que la canciller ha sorteado y se ha limitado señalar que “la relación con el presidente español es muy importante y seguiremos trabajando con él”.

Más allá de los ‘papeles de Bárcenas’, Rajoy se ha deshecho en elogios hacia Alemania y la excelente relación que ambos países mantienen y ha anunciado que la creación en este mes de febrero de un “amplio paquete de medidas” para estimular el crecimiento y luchar contra el desempleo juvenil. Respecto a las iniciativas llevadas a cabo por el líder del PP, la canciller alemana ha hablado del «respeto» y de la «admiración» que siente por las reformas emprendidas y, aunque le «entristece el desempleo», considera que al final la reforma laboral surtirá efecto.

Más allá de esto, entre las anécdotas destaca que Rajoy casi vuelve loco al traductor en su intervención previa a las preguntas por la velocidad en la que disparaba los datos que demostrarían la mejora de la economía española.

Además, al terminar la rueda de prensa, Rajoy se ha precipitado hacia la salida y ha sido detenido por la propia Merkel para que ambos se hicieran la foto tradicional de estas cumbres bilaterales con un posado junto a las banderas de ambos países. El presidente español no encontraba el sitio y la canciller ha tenido que colocarle.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA