El ‘caso Brugal’ salpica al entorno de Leire Pajín

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las últimas revelaciones del ‘caso Brugal’ afectan directamente al corazón del sector de la familia Pajín en el PSOE Valenciano. El sumario apunta a la presunta implicación del portavoz socialista en Alicante, Antonio Amorós, uno de los integrantes de la plataforma que se creó en torno a la secretaria de Organización del PSOE en 2008 y que logró que Jorge Alarte se colocara al frente del PSPV hace dos años.

Ferraz podría encontrarse con un asunto más delicado que las primarias de Madrid si se confirma la información de El País de que el diputado socialista en la Diputación de Alicante, Antonio Amorós, ha sido imputado por el juez que investiga el ‘caso Brugal’. La presunta implicación de Amorós podría acabar con la ‘era Alarte’ y debilitar al sector que se constituyó en torno a la familia Pajín, cuyo feudo está en Alicante.

Amorós fue un hombre clave en la elección de Alarte como secretario general del partido en Valencia hace dos años. Poco antes de que se celebrara el congreso que renovó la cúpula del PSPV, se constituyó una plataforma en torno a Leire Pajín, integrada por su padre José María, por Cipriá Ciscar y el propio Amorós, bajo el nombre Socialismo y Ciudadanía. Este ‘poderoso’ grupo aupó a Alarte e hizo que venciera al candidato de la ‘familia lermista’ Joaquím Puig.

Pero la relación de Amorós con los Pajín no terminó ahí, según la ex concejala socialista María Ángeles Avilés, quien fue investigada por presuntas irregularidades en la publicidad electoral del PSOE de Elche en 2009. Avilés asegura que la polémica moción de censura en el Ayuntamiento de Benidorm contra el alcalde del PP, que contó con el apoyo de Maite Iraola, la madre de Pajín, fue orquestada por José María Pajín y por el propio Amorós.

Ayer el propio Alarte aseguró que si la Justicia demuestra la implicación de Amorós o de cualquier otro dirigente socialista serán apartados del partido y no serán incluidos en las listas electorales. Amorós negó ayer su implicación y aseguró en rueda de prensa que “no me he doblegado nunca ante presiones canallas, interesadas y corruptas”.

La candidatura de Alarte podría sufrir un duro golpe si se confirma la información del diario de Prisa. Su pacto de no agresión con el ‘sector lermista’ de Joaquím Puig, que renunció a disputar la candidatura de Alarte a la Presidencia Valenciana, podría verse afectado. Además, las investigaciones del ‘caso Brugal’ llegan en un momento en el que el ex ministro Antoni Asunción está recabando firmas y apoyos para forzar unas primarias en el PSOE Valenciano. Asunción se reunió hace unos días con José Blanco para comunicarle su intención de aspirar a ser candidato socialista.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA