La COPE acusa a la SER de desconocer las reglas del libre mercado

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La COPE ha acusado hoy a la SER de “desconocer las reglas del mercado libre y el más elemental ‘fair play’” por amenazarle con acudir a los tribunales a raíz del fichaje por parte de la emisora de los obispos de un importante número de periodistas deportivos de la emisora de Prisa, una reacción que califica de “desaforada” e “insidiosa” y que, a su juicio, responde a una “pataleta” que no llevará a nada.

La cadena eclesial responde de esta manera al duro comunicado que el pasado martes publicó en su web la emisora de la Gran Vía, en el que la informaba que en los próximos días ”comunicará las acciones judiciales que emprenderá contra la Cadena COPE por violentar las leyes de la libre competencia”, así como la “reclamación judicial de las responsabilidades que hayan incurrido los administradores de la radio de los obispos y los colaboradores e instigadores” de lo que consideran una “agresión conspirativa “.

Según el editorial de la radio de la Conferencia Episcopal, “produce estupor” la reacción de sus competidores y advierten que su “pataleta” tiene “muy escaso recorrido, tanto en el ámbito legal como en el de la opinión pública”. Además, la dirección de la cadena niega las acusaciones de competencia desleal y de prácticas empresariales poco éticas, que le hace la emisora de Prisa y asegura que la COPE ha reforzado su equipo de Deportes acudiendo “al mercado sin más avales que el prestigio de su marca y un proyecto profesional que ha convencido a estos comunicadores”.

A continuación, la cadena de los obispos entra directamente a valorar las críticas que se vertían en la nota sobre el “despilfarro económico” que, según la SER, suponen estos fichajes en una emisora en pérdidas, “y sometida a un ERE para despedir a 200 trabajadores y una reducción lineal de los salarios del 15%”, a lo que la COPE responde que “camuflar la propia debilidad con manipulaciones groseras sobre los dineros de la Iglesia es algo más que patético”.

Además, y también respecto a su financiación, en el artículo aclaran que “COPE es una radio comercial y generalista que lucha cada día en el mercado para conseguir los recursos necesarios para su actividad”, y añaden que “como es patente a través de sus cuentas (claras y transparentes) jamás se ha financiado con fondos procedentes de la Asignación Tributaria, como sugiere la insidia de la SER”. Y concluyen, irónicamente que “resulta un sarcasmo la preocupación de esta cadena por la suerte de los párrocos rurales o de los trabajadores de la COPE”.

Este es el último capítulo, por el momento, de la pugna abierta entre ambas emisoras, a raíz del fichaje por parte de la COPE de Paco González. Su contratación provocó una huida ininterrumpida de periodistas, entre ellos figuras tan emblemáticas como Pepe Domingo Castaño o Tomás Guasch, que ha afectado a la columna vertebral del ‘Carrusel Deportivo’ de la SER. Por si esto fuera poco, el éxodo llegó a las emisoras regionales de la SER y ya se habla de la fuga de 40 profesionales a la cadena episcopal, entre periodistas y técnicos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA