Los ayuntamientos quieren cobrar más impuestos por las antenas de los móviles

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los ayuntamientos están desesperados ante la delicada situación de sus cuentas y pueden haber encontrado una fuente de ingresos en la conocida en las antenas de los móviles. como tasa municipal de dominio público a las empresas de móviles. Las operadoras pagan cada año una tasa municipal de dominio público para colocar las antenas con las que dan un servicio a sus usuarios. Algo por lo que los ayuntamientos quieren empezar a recaudar más dinero.

Con la negociación de la nueva financiación local parada por el Gobierno y una espectacular falta de ingresos municipales por la caída en la construcción, los consistorios acumulan deudas y número rojos en sus cuentas. Para paliar esto, los alcaldes han empezado a indagar en sus servicios y sus tasas a los ciudadanos para encontrar una solución. Frente a tasas como la de la basura en la que los ayuntamientos apenas tienen margen de beneficio al ingresar el dinero de los ciudadanos para dárselos a los trabajadores de la limpieza, hay otros ‘tributos’ que están exentos de gastos municipales.

Una de estas tasas es la referente a las operadoras de telefonía móvil y a su uso del dominio público en las llamadas de sus clientes. Estas empresas colocan antenas en zonas de la ciudad para dar un mejor servicio, una práctica que está creciendo ante los avances que, casi día a día, hay en el mundo de la telefonía móvil y que hace ya posible el envío de datos, las telellamadas, el uso del Internet desde el teléfono,… Todo esto requiere de un amplio despliegue por la ciudad por parte de las operadoras de las que, según han asegurado a EL BOLETIN fuentes municipales, los ayuntamientos pueden sacar tajada.

Esta tasa es un canon anual que pagan estas empresas y que puede rondar para una localidad con una población de poco más de 11.000 habitantes, en el mejor de los casos hasta 70.000 euros. Este dinero que es muy necesario para las arcas municipales, puede aumentarse con los deseos de los ayuntamientos de subir el tributo sobre este servicio al que las operadoras no pueden negarse.

Esta vía de financiación, que ya se da en consistorios de Cataluña y Málaga, es una de las propuestas con las que trabajan los ayuntamientos ante el nuevo curso político. Un vuelta de las vacaciones en las que la federación que engloba a todas las localidades de España, la FEMP, va a trasladar a los grupos parlamentarios en el Congreso su reivindicaciones sobre la necesidad de una nueva financiación local y la eliminación de la prohibición del endeudamiento municipal el año que viene. El próximo 14 de septiembre, la FEMP se reunirá en su primera ejecutiva en la que acordará trasladar estas quejas a los partidos vía carta o iniciar una ronda de contactos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA