El PP aprovecha el conflicto en Melilla para crear un nuevo frente al Gobierno

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha aprovechado su visita a Melilla en la que conocido ‘in situ’ la situación en la frontera con Marruecos para crear un nuevo frente al Gobierno por su mala gestión en este incidente. El dirigente popular ha acusado al Ejecutivo de “dejación en sus funciones” en este conflicto y ha exigido al ministro del Interior a ir a la ciudad autónoma antes de reunirse el próximo lunes con su homólogo marroquí.

El PP ha decidido volcarse en el enésimo enfrentamiento veraniego con Marruecos. Su máximo dirigente de guardia se trasladó ayer a Melilla para mantener diversas reuniones con representantes políticos y policiales de la zona. Unos encuentros tras los que, junto al presidente del partido y de la ciudad de Melilla, Juan José Imbroda, ha defendido que “la oposición tome la iniciativa” en este conflicto que parece olvidado por el Gobierno.

Pons ha destacado la necesidad de recuperar la “zona de nadie” -los 500 metros que hay a ambos lados de la frontera- “con todas las gestiones diplomáticas” pertinentes para evitar, entre otros asuntos, la pegada de carteles ofensivos contra las mujeres de las fuerzas de seguridad del Estado. Para el dirigente popular, la situación en el límite entre Melilla y Marruecos es de “máxima tensión”. Una tensión ante la que el PP culpa al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a su falta de iniciativa para solucionar este conflicto y salir en defensa “de los suyos”. Asimismo, el vicesecretario de Comunicación ha acusado a Alfredo Pérez Rubalcaba y a Bibiana Aído, ministra de Igualdad, de no defender a las mujeres integrantes de la Policía.

“No hay razones diplomáticas que justifiquen que una mujer española sea humillada por el mero hecho de ser mujer”, ha recalcado, por lo que Pons ha pedido al Gobierno que vaya “en auxilio” de las mujeres de nuestros cuerpos de seguridad “que lo están pasando muy mal” y cuya situación “no puede tolerarse”.

Los ataques a miembros del Gobierno no han cesado aquí, ya que el dirigente popular ha exigido, tanto a Aído como a Miguel Ángel Moratinos, que den por concluidas sus sus vacaciones para ocuparse de la situación en Melilla.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA