La plantilla de La Princesa denuncia presiones para que los trabajadores no se puedan manifestar con sus batas blancas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ‘marea blanca’, tal y como se ha denominado a las protestas de los trabajadores de la Sanidad madrileña, puede tener los días contados. Según han asegurado médicos de La Princesa a EL BOLETIN, desde las altas esferas del hospital se ha ordenado, de manera “extraoficial”, que la plantilla de este centro se manifieste sin su habitual bata y lo hagan de paisano, como un ciudadano más. Una eliminación de la visibilidad de estas quejas que defiende por motivos de higiene. La dirección niega que se haya emitido esta orden.

Los miles de médicos y enfermeras que ayer tomaron el centro de Madrid contra los recortes de Ignacio González están a un paso de perder uno de sus principales símbolos de identidad: sus inmaculados uniformes blancos. Según trabajadores del Hospital La Princesa de la capital, buque insignia de las protestas de este colectivo, se está “presionando” para que la plantilla cese en sus manifestaciones diarias contra el desmantelamiento del centro.

En concreto, de manera “extraoficial” desde las altas esferas de la dirección se recuerda a los trabajadores que no pueden salir a la calle con su uniforme. Es decir, la bata no es para manifestarse, por lo que si quieren secundar las protestas que cada día convocan, lo “tienen que hacer con su ropa de calle”, desvelan fuentes sanitarias a este diario.

“Sin documento oficial, por parte de los supervisores de planta y gerentes se les está trasladando a la plantilla que no vayan en bata a las protestas, ya que va en contra de las normas de salud de los centros”, aseguran los trabajadores de La Princesa a este diario. El motivo: va en contra de las normas de salud.

“Tienen razón en cuanto a la higiene, pero tras esta orden”, remarcan desde la plantilla de este hospital, “no está esto, sino presionar para que cada vez parezca que hay menos médicos y enfermeras en las manifestaciones”. “Cuanto menos batas haya podrán vender que la gente ya ha aceptado los recortes”, insisten estas fuentes de los trabajadores.

Frente a esto, en el seno de la plantilla de La Princesa ya se trabaja en alternativas como una “bata de manifestación” que sólo se pondrían para salir a la calle o en seguir con sus protestas inundando las ventanas del centro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA