Madrid se convierte en la primera comunidad con libertad de horarios comerciales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Madrid se convierte este domingo en la primera autonomía española en la que los comercios podrán abrir a cualquier hora todos los días del año, una medida con la que el Gobierno de Esperanza Aguirre espera crear hasta 20.500 puestos de trabajo. Grandes superficies como Carrefour, Alcampo, Decathlon , que hasta ahora sólo podían abrir 21 festivos, ya han anunciado que aprovecharán una medida. Los sindicatos se oponen y las organizaciones de consumidores afrontan la reforma divididas

La norma por la que se permite a los comerciantes la libertad total de horarios, independientemente de su tamaño es la Ley de Dinamización de la Actividad Comercial en la Comunidad de Madrid y fue aprobada en el Parlamento regional 7 de junio con los votos a favor del PP pero con el rechazo de todos los grupos de la oposición (PSOE, IU-LV y UPyD).

La nueva ley de liberalización comercial anula las restricciones relacionadas con los horarios, de modo que todos los establecimientos, independientemente de su superficie, podrán abrir las 24 horas los 365 días del año, algo reservado hasta ahora para los de menos de 300 metros cuadrados, mientras que las grandes superficies sólo podían abrir de forma generalizada en los 21 festivos marcados por el Gobierno regional.

La primera cadena de hipermercados en sumarse fue Alcampo, que una semana después de aprobarse la normativa ya avanzó que abriría todos los domingos y festivos del año sus catorce ‘hiper’ en la Comunidad de Madrid, con unos 6.000 empleados, “para hacer frente a los grupos de la competencia en el actual escenario de crisis económica, marcado por el enfriamiento del consumo”.
Mientras que ayer fue Carrefour el grupo que anunció que abrirá en Madrid todos domingos y festivos del año sus 25 ‘hiper’, medida que dicen supondrá la creación de “1.500 nuevos puestos de trabajo entre directos e indirectos”.
Desde Carrefour señalaron que su decisión de abrir en la Comunidad de Madrid beneficiará “igualmente a los consumidores de otras provincias y ciudades limítrofes como Guadalajara, Segovia o Toledo y Ávila”.

Para justificar el paso que dan, la cadena esgrime los sondeos realizados desde la Consejería de Economía y Hacienda que “reflejan como tres de cada cuatro consumidores considera que los hábitos de compra han cambiado y que los horarios comerciales deben adaptarse a las necesidades de los consumidores” y señalan que “siete de cada diez madrileños consultados se mostraba a favor de que la regulación posibilite una mayor libertad de apertura en domingos y festivos”.

Asimismo, esta cadena cita a favor de la liberalización una encuesta del Instituto de Estudios Turísticos señala que 3 de cada 4 turistas nacionales llegados a la Comunidad de Madrid aprovecha su tiempo para hacer compras.

También las 14 tiendas de Decathlon en la Comunidad de Madrid abrirán todos los domingos y festivos a partir de este domingo, 15 de julio, dice la compañía que “con el fin de permitir a sus clientes visitar las tiendas el día de la semana que mejor se adapte a su necesidad, ya sea para adquirir artículos o para participar a los eventos deportivos que se organizan cada semana y a lo largo de todo el año”.

En su opinión de esta empresa, todo ello reforzará el sentido de empresa de hacer «aún más accesible el deporte al mayor número de personas y fomentar la práctica de éste». Los horarios de apertura se pueden consultar en la web de Decathlon.

El Gobierno de Esperanza Aguirre defiende que la libertad de horarios comerciales permitirá crear 20.500 nuevos puestos de trabajo estima que el PIB regional crecerá en seis décimas.

Totalmente opuesta es la posición de los sindicatos CCO y UGT que acusan al Ejecutivo autonómico de legislar a favor de laos grandes empresarios y advierten que la liberalización pone en peligro la supervivencia de los pequeños comerciantes ante la imposibilidad de conciliar la vida profesional y familiar. Por lo que alertan de que este nuevo modelo expulsará del mercado a las tiendas de proximidad, al comercio de barrio de toda la vida.

Finalmente, las organizaciones de consumidores afrontan esta reforma divididos. Facua-Consumidores en acción sostiene que la liberalización de horarios en la Comunidad de Madrid no beneficiará a los usuarios y sólo provocará el cierre de pequeños comercios. Y también se mostraron críticos desde la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) de Madrid, colectivo que considera que la nueva ley desequilibra la oferta comercial al elimina la competencia del comercio de cercanía.

A su juicio, los consumidores madrileños no necesitan más apertura comercial para satisfacer sus necesidades de compra; no está acreditado que la apertura de horarios genere automáticamente más trabajo; y no hay pruebas de que, por si sola, haga crecer la economía.

Sin embargo, desde la OCU aplauden la liberalización, ya que consideran que las “normas que facilitan la libertad de horarios comerciales dan respuesta a las nuevas tendencias del consumidor, con horarios de trabajo amplios, nuevos hábitos de compra, incorporación de la mujer al trabajo fuera de casa, nuevos desarrollos urbanísticos, etc.”

De hecho, la Organización de Consumidores y Usuarios considera que es una medida que dinamizará la economía regional y recuerda que “la norma aprobada no obliga a ningún establecimiento a abrir, sino que posibilita que lo hagan: cada establecimiento decidirá, según su política comercial, lo que sea más adecuado. Del mismo modo, el consumidor que quiera, tendrá la posibilidad de comprar en un horario más amplio”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA