La seguridad de Aznar provoca una nueva polémica en la campaña electoral

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Si hace una semana la campaña electoral se centraba en el cruce de acusaciones entre el PSOE y el PP por el uso de José Luis Rodríguez Zapatero de un Falcon para asistir a mítines del partido por motivos de seguridad, hoy la polémica ha estallado después de que el ministro de Fomento, José Blanco, desvelara en un mitin que José María Aznar cuenta con 51 agentes para protegerle.

“Cincuenta sueldos nos cuesta Aznar”, señaló Blanco quien añadió que con esa cantidad se podrían “pagar bastantes trajes”, en referencia a los que supuestamente adquirió Francisco Camps a cuenta de la trama ‘Gürtel’.

Poco después, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, alimentaba la polémica al declarar en un desayuno informativo de Europa Presss que “a bote pronto” 50 escoltas “parecen muchos”, aunque puntualizó que “un ex presidente ha de tener la seguridad que sea necesaria”.

También la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, opinó tras ser preguntada al respecto que “a mí lo que me parece es que este debate no debería haber entrado en campaña y le recuerdo quién lo ha introducido en campaña”, en referencia al PP.

La dirigente socialista añadió que le parece “inadmisible” que el PP utilice en campaña los protocolos de seguridad que debe seguir el presidente del Gobierno “cuando ellos utilizaban los mismos medios porque estaban sometidos a los mismos protocolos” e indicó que es todavía mucho más vergonzoso que hablen cuando sus dirigentes autonómicos utilizan el coche oficial para “incluso recoger paellas o ir a misa”.

La reacción de José María Aznar no se ha hecho esperar. Poco después de las palabras de Blanco, el ex presidente hizo público un comunicado en el que insta al Gobierno a una “rectificación urgente” por lo que considera una declaración “profundamente irresponsable”.

Así, Aznar recuerda que sigue siendo objetivo de los terroristas y atribuye las palabras de Blanco a la “continua obsesión del PSOE” por desprestigiar su imagen “en un nuevo intento de tapar los auténticos problemas del país”.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Confederación Española de Policía (CEP) han censurado las declaraciones de Blanco y explicaron que la seguridad del ex presidente se establece en base a criterios profesionales y que debe ser “reservada” por lo sensible del tema al que afecta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA