Los líderes del PP valenciano temen que Camps imite a Cascos y funde su propio partido

Las ansias de poder de Francisco Camps y los elogios que el expresidente de la Generalitat valenciana ha dedicado a Cascos en Telva han desatado todas las alertas entre los líderes del PP en la región levantina que temen que imite a su antiguo compañero de filas y funde su propio partido con el que rivalizar en las urnas.

Que Camps quiere volver a la primera línea política es una realidad que en las filas del PPCV que nadie se atreve ya a negar. Una vuelta que ni Alberto Fabra ni ningún dirigente de su entorno desea a escasas semanas de un Congreso Regional en el que los populares deberán decidir si renuevan su confianza en su liderazgo.

Esta negativa a su regreso, unida a los deseos de poder de Camps, ha provocado que la idea de que este funde un nuevo partido al estilo del Foro de Francisco Álvarez Cascos corra como la pólvora en las altas esferas del PP de la región. Muchos son los líderes del partido en la Comunidad valenciana que, según ha podido saber EL BOLETIN, dan por sentado que el expresidente de la Generalitat se presentará en las elecciones autonómicas de 2015 con unas nuevas siglas. Una formación con la que rivalizar con el PP en las urnas a imagen y semejanza de lo que ya hizo el año pasado el exministro de Fomento en Asturias.

Y es que, Cascos ya sufrió el pasado enero en sus propias carnes como sus deseos de liderar la candidatura del partido en las elecciones autonómicas al Principado eran desoídas por Mariano Rajoy que prefirió a Isabel Pérez Espinosa. Una situación que se asemeja en parte a la actual de Camps que quiere volver a la primera línea política tras ser exculpado por el ‘caso de los trajes’. Algo que no parece compartir Génova que mantiene un silencio sepulcral al respecto.

Por ello, el popular valenciano quiere imitar a Cascos y crear un partido que lidere él mismo y con el que recuperar el poder perdido. Un proyecto político en el que primaría el discurso regionalista del que ha hecho gala en los últimos meses y con el que Camps quiere encumbrarse como el defensor de los valencianos por encima de cualquier otra institución. Una estrategia, la de abanderar la defensa de las señas de su región, que ya sigue a pie juntillas Cascos en Asturias.

Es precisamente, este punto en el que coinciden ambos lo que hace pensar en que si Camps crea al final un partido, él y Cascos podrían unir sus fuerzas en las elecciones generales como si se trataran de Izquierda Plural en las que están IU o ICV, entre otros.