Primer rechazo al pacto educativo de Cifuentes

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

CCOO critica que las propuestas del Gobierno regional consolidan los recortes, no recuperan empleo y se mantiene la politización del Consejo Escolar.  El pacto educativo en la Comunidad de Madrid que quiere alcanzar  Cristina Cifuentes con los distintos grupos parlamentarios  ha recibido el primer rechazo, el de CCOO, sindicato que se opone a la propuesta del ejecutivo autonómico, basado en una batería de 93 medidas,  por  considerar que el  documento “carece de soluciones concretas a los problemas de la educación madrileña”.
 
La organización sindical desaprueba la propuesta tanto por su forma por su contenido. Y se queja tanto del espacio elegido para su discusión -el Consejo Escolar-, que CCOO considera un órgano “instrumentalizado por el PP”, pero también por la ausencia de un diagnóstico previo. Y además, los sindicalistas también  rechazan los contenidos, “que han sido impuestos por la Consejería de Educación” por consolidar los recortes de los últimos años y no abordar elementos clave como el abandono escolar o la recuperación del empleo perdido.
 
El secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, explica que para el pacto educativo sea posible se debe hacer frente a la situación de “desigualdad y desequilibrio” que sufre la educación madrileña, que ha situado en los niveles presupuestarios del curso 2005/2006.
 
Para demostrar  el “destrozo presupuestario” sufrido por la educación madrileña, CCOO ha realizado un estudio en el que se pone de manifiesto que ésta que ha perdido 667 millones de euros desde 2009 a 2014, un recorte que afecta sobre todo al gasto de personal (docentes), las transferencias corrientes (ayudas a la educación como las becas que han caído un 75%) y a las inversiones en educación que se redujeron un 60&. Todo, mientras que el gasto en conciertos con centros privados crecía un 30%. 
 
Con estas cifras en la mano CCOO de Madrid rechaza la oferta de Cifuentes y recalca que el pacto educativo debe incluir un plan de empleo “serio y riguroso” para la contratación de 14.000 profesionales en el sector, teniendo en cuenta la pérdida de 8.000 trabajadores, si se incluyen las plazas de interinos. E insiste en que las negociaciones deben aprovecharse para que la Comunidad de Madrid tenga un sistema educativo “de calidad” que compense las desigualdades.
 
La alternativa del sindicato
 
El sindicato considera que el Pacto por una Educación Pública de Calidad tiene que contar con el  más amplio consenso de los actores implicados, mediante el aumento del gasto público que debe traducirse en más empleo e inversión para posibilitar la recuperación de las ratios anteriores a los recortes. Por lo que  ve imprescindible la derogación de los decretos y normas de recortes y de desarrollo de la LOMCE en la Comunidad de Madrid.
 
Además cree necesario restablecer las ayudas de carácter compensatorio como becas, libros, comedor, transporte, etc. y la puesta en marcha de medidas para atajar las altas tasas de fracaso y abandono escolar temprano. Y es que recuerda CCOO que el número de becas concedidas en el ámbito no universitario pasó de 466.007 en el año 2009 a 136.626 en el año 2015, una reducción de 329.381, un 70,7%. Y hace notar que “aunque en el año 2016 se ha incrementado hasta los 98 millones de euros, aún estamos 26 millones por debajo del año 2009”, hay que tener en cuenta que en el presupuesto regional en el concepto de Becas y Ayudas se incluyen las becas de comedor y transporte, pero también la escolarización de niños de 0 a 3 años y la Formación Profesional de Grado Superior, ambos en centros privados (cheques). En la educación de 0–3 años hay 478 centros públicos frente a 894 privados y 50 concertados.
 
Además, el citado sindicato eliminar las tasas en educación infantil y Formación Profesional y ampliar la red pública de gestión directa en todas las etapas y enseñanzas. Además reivindican una apuesta decidida por una Formación Profesional, la Educación de Personas Adultas y la formación a lo largo de la vida, que faciliten la incorporación al mercado laboral.
 
Exigen, igualmente,  un compromiso para defender y garantizar la autonomía universitaria, potenciando el funcionamiento democrático y su implicación con la sociedad. Y piden que se impulsen desde e el Gobierno regional planes plurianuales de inversiones para garantizar una financiación suficiente y la estabilidad presupuestaria de las universidades públicas. Alertando que “desde el inicio de la crisis se ha producido una reducción de 323 millones de euros, un 28,6%, en la financiación de las seis Universidades Públicas por parte de la Comunidad de Madrid, pasando a representar tan solo el 57,6% de su financiación”. 
 
 Asimismo reclaman colocar las tasas universitarias a niveles anteriores al “tasazo” con la correspondiente compensación a las universidades, ya que “pese a las reducciones de los dos últimos cursos, las tasas están todavía un 50% por encima del coste del curso 2011-2012”, puesto que hay que recordar que para los cursos 2012-2013 y 2013 -2014 se incrementaron un 65% para los grados y un 98% para los másteres.  Y por esta razón hoy estudiar el primer curso de grado cuesta 650 euros de media más que en el curso 2011-2012 y el primer curso de másteres 1.580 euros por encima del curso 2011 – 2012. 
 
Finalmente la propuesta de CCOO contempla una política de becas que garantice la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior y el mantenimiento de los títulos en base al modelo actual 4+1 (cuatro años los grados y un año los másteres).