El juez de la Púnica manda a la UCO a la Asamblea a por los contratos con Arturo Fernández

Arturo Fernández, expresidente de CEIM
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Según el PP y Podemos, los agentes de la Guardia Civil reclaman los contratos de la cafetería de la Asamblea de Madrid cuando estuvo gestionada por el expresidente de CEIM. Dos agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se han personado hoy en la Asamblea de Madrid para requerir documentación relacionada con el caso Púnica. Según fuentes de la Cámara regional, los agentes de la UCO se han dirigido a las dependencias de contratación del Parlamento autonómico madrileño con un mandamiento del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. Según estas mismas fuentes, las diligencias están declaradas secretas.
 
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, ha dicho que no tiene datos adicionales sobre el tipo de documentación que investiga la Guardia Civil, más allá de que son expedientes de hasta el año 2013. Además, ha manifestado la “máxima colaboración con la acción de la Justicia” por parte del Ejecutivo madrileño en ¡ese y cualquier otro tema en el que se requiera al Gobierno o a la Asamblea cualquier documentación» que la Guardia Civil vea «imprescindible para realizar su trabajo», tal y como informa Efe.
 
Los portavoces de los grupos en la Asamblea de Madrid han coincidido en expresar su apoyo y respeto al registro que están realizando dos agentes de la UCO de la Guardia Civil, y han asegurado que pedirán que se aclare si hubo irregularidades.
 
El portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio, ha manifestado “total respeto a las actuaciones de la Guardia Civil y judiciales”, y ha indicado que “al parecer se trata de asuntos de contratación de la cafetería de la Asamblea”, que era gestionada por Arturo Fernández, expresidente de CEIM. Ossorio ha indicado que “la Asamblea tiene muy pocos contratos” y que lo que se va a hacer es “facilitar toda la información» que solicite la Guardia Civil. “Esperamos que no se haya producido ninguna irregularidad”, ha dicho antes de detallar que la Asamblea tiene un órgano de contrataciones, así como servicio jurídico y de interventor.
 
Por su parte, el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, ha dicho que en esos momentos no disponía más que de “información indirecta» del registro de la Guardia Civil, «lo cual no quiere decir que no estén contrastadas”. Gabilondo espera que «se aclare lo que se ha podido hacer irregularmente» y ha considerado que habrá que “dar explicaciones políticas y de todo tipo”. “Espero que no haya nada irregular y si lo hay pediremos explicaciones. Nuestra responsabilidad es preguntar quiénes eran los responsables en los momentos de estas contrataciones”, ha asegurado.
 
Para el portavoz de Podemos, José Manuel López, “es increíble que la Guardia Civil lleve más de una hora en la Asamblea buscando papeles”. Según la versión de López, el registro tendría que ver con «la situación de la antigua cafetería de la Asamblea, que gestionaba Arturo Fernández», y ha considerado, parafraseando a Esperanza Aguirre, que de ser así lo ocurrido sería “una mamandurria”.
 
Finalmente, el portavoz de Ciudadanos (C’s), Ignacio Aguado, ha dicho que no tenía noticias de lo ocurrido hasta ese moment. Tras señalar que la Asamblea tiene que ser “de cristal”, ha dicho que se trata de asuntos anteriores a la llegada de su partido a la Asamblea, pero ha ofrecido su disposición a colaborar en lo que pudieran.