Sánchez se reafirma: prefiere terceras elecciones a que gobierne Rajoy

Pedro Sanchez, Secretario general del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Sánchez planta cara a los ‘barones’ y explica que ha convocado el Congreso porque quiere que el PSOE hable con una sola voz: la de su secretario general Pedro Sánchez fue contundente en la Cadena SER al asegurar si prefiere terceras elecciones a facilitar la investidura de Mariano Rajoy: “No quiero como presidente a un presidente que mandó un SMS a Luis Bárcenas diciéndole sé fuerte” y a continuación señaló que “las elecciones para un demócrata no son mala solución, lo que es una mala solución es que con el voto de la izquierda se intente indultar a un presidente del Gobierno como Mariano Rajoy”. “Creo que Mariano Rajoy no puede ser ni un cuarto de hora más presidente del Gobierno”, aseveró.
 
Sánchez cree que la pregunta no es si el PSOE puede gobernar con 85 diputados, como están haciendo algunos críticos de su partido, “si no si los socialistas podemos permitir que haya un Gobierno que lo que ha hecho es hundir a la clase media, un gobierno imputado por corrupción y financiación irregular y que nos ha hecho retroceder en derechos y libertades”.
 
Y dice que su propuesta es “un gobierno trasversal con Podemos y Ciudadanos” y que si Rivera lo bloquea que asuma su responsabilidad.
 
Sánchez explica que no pensó en dimitir tras los malos resultados electorales del domingo sino que pensó “en asumir responsabilidades, convocar un congreso y primarias y decir no a Rajoy”. Dice que es hora de saber qué piensan los militantes socialistas y que no está diciendo que sus compañeros sean de derechas pero sí les dice que si se oponen a su propuesta, a su “hoja de ruta”, tienen  que plantear a los militantes que lo que quieren es abstenerse para facilitar la investidura de Rajoy.
 
Y dejó claro que ha planteado el Congreso porque «quiere que la gente vote, que haya debate y que el PSOE tenga una única voz, la de su secretario general»asegurando que no se plantea dimitir si el próximo sábado el Comité Federal no respalda su propuesta de celebrar el 39 Congreso.

Sánchez se ha mostrado harto de que las voces críticas del PSOE no sean claras y no digan que lo están pidiendo es que el PSOE se abstenga para facilitar un gobierno de la derecha y lo disfracen con el eufemismo de pedir una reflexión. Y aclara que lo que hay “es un debate ideológico de fondo, por más que se esté llamando abstención técnica y táctica, y yo creo que no que es una cuestión esencial que tiene que abordar el PSOE”.

Insiste en que su hoja de ruta es “decir no a Rajoy e intentar forma un gobierno alternativo” y reta a los críticos: “Como líder del PSOE no se me puede imponer una decisión que yo no comparto para administrarla”.

Y se pregunta “por qué lo llaman reflexión cuando quieren decir abstención” apuntando que “va siendo la hora de que se pongan encima de la mesa las cartas y que digamos a los militantes y votantes cual es la decisión del partido”.

Sánchez recalca que para intentar formar un gobierno alternativo y hablar con Podemos y Ciudadanos no puede ir con un partido dividido “para eso necesito a todo el partido detrás si no difícilmente esto se va a lograr”.

Además, asegura que no se plantea dimitir si el próximo sábado el Comité Federal no respalda su propuesta de celebrar el 39 Congreso. Insiste en que en el Congreso se verá si tiene el apoyo de los afiliados y cuando se preguntan si los militantes pueden decidir por encima de los’ barones’, Sánchez se pregunta por qué García-Page puede gobernar con un pacto con Podemos y él no: “Todos los dirigentes que están gobernando pueden decir que yo no puse cortapisas a que formaran gobierno con otros partidos de cambio, ¿por qué ellos sí y yo no”.

También preguntan al líder socialista si los plazos no son muy ajustados para las primarias y él informa que el día 12 de octubre finaliza el plazo para la recogida de avales y que quizás los candidatos alternativos no consigan reunir los suficientes. “A lo mejor no hace falta” si la militancia respalda al secretario general “en ese caso el tiempo sería mayor”.