Podemos rompe el acuerdo de investidura con el PSOE de Extremadura, según La Sexta

Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Podemos Extremadura sigue los pasos del partido en Castilla-La Mancha y rompe con Guillermo Fernández Vara al ver que “gobierna de facto” con el PP. La baraja ya se ha roto. La decisión de Podemos de romper su acuerdo de investidura con Emiliano García-Page parece extenderse por más territorios. Es el caso, según adelanta La Sexta, de Extremadura. Región donde el socialista Guillermo Fernández Vara, uno de los barones más críticos con Ferraz y más defensores de una abstención que favorezca al PP, gobierna gracias a los votos favorables de la formación morada.
 
Según se asegura desde Podemos, las relaciones con el PSOE estarían muertas al ver cómo Fernández Vara “gobierna de facto” con el PP. Tal y como ha apreciado la formación morada, en los últimos meses, los populares son los que se están absteniendo a las medidas que salen desde la bancada socialista y nunca gracias al apoyo de la organización emergente. Un conflicto que se apreció en el rechazo de Podemos a los presupuestos del presidente extremeño.
 
No obstante, esa nueva relación entre PP y PSOE no sería la única razón que ha motivado esta decisión, según ha podido conocer La Sexta. El incumplimiento de todos los puntos acordados entre Fernández Vara y Podemos es la otra gran razón que ha derivado en esta situación. Un argumento que también ha defendido el partido morado en Castilla-La Mancha.
 
Mientras la situación en los territorios donde gobierna el PSOE gracias al apoyo de Podemos se va resintiendo, Mariano Rajoy ha querido, rápidamente, aprovechar ese nuevo escenario. “Apoyaremos al PSOE absolutamente”, ha garantizado el presidente del Gobierno en funciones. Algo que ya se ha podido apreciar en la oferta que ha realizado María Dolores de Cospedal, presidenta del PP en Castilla-La Mancha, a García-Page ofreciéndose a mantenerle en el poder por el “bien de los castellanomanchegos”.