Ciudadanos saca peores resultados que UPyD en Euskadi

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El olvido territorial de la formación de Albert Rivera provoca unos resultados decepcionantes para los naranjas. Pedro Sánchez y Ciudadanos son los grandes derrotados de las elecciones vascas y gallegas. El partido liderado por Albert Rivera ha pagado su estrategia política, asentada sobre una sola persona, y su discurso político, donde la cuestión territorial nunca tiene cabida. Todo en él es política nacional, y nada de política autonómica. Estas dos cuestiones, unidas a la poca credibilidad anticorrupción que ha obtenido merced al pacto con el PP, han sido el detonante de unos resultados decepcionantes. La formación naranja no ha conseguido ningún escaño de los 150 que se repartieron ayer. Ninguno.
 
En el País Vasco esta situación se agrava aún más, donde Ciudadanos no ha sido capaz de mejorar el resultado de UPyD. Gorka Maneiro consiguió permanecer ocho años en el parlamento vasco como representante de la formación magenta, mientras Ciudadanos se ha quedado más cerca del PACMA que del siguiente partido por encima. Los de Rivera han acumulado 21.362 votos, por los 8.550 de partido animalista. En las últimas elecciones autonómicas del País Vasco en 2012, UPyD obtuvo 21.493 votos y un escaño.
 
Al igual que en Galicia, donde la candidata de Ciudadanos, Carmen Losada, no la conocía nadie, en Euskadi la población no ha sabido ni el nombre ni el rostro del máximo representante de la formación en la región, Nicolás de Miguel. Promocionar únicamente a Albert Rivera tiene estas consecuencias. Eso, y presentarse a las elecciones vascas cuestionando el concierto económico de la región. Algo solo comparable a presentarse a las elecciones municipales de Bilbao advirtiendo ser antiAthletic.
 
En Galicia las cosas no han ido mucho mejor. De hecho, entre ambas comunidades los de Rivera (o los de De Miguel) han perdido 100.000 votos respecto a las generales. En Galicia han recibido 47.538, frente a los 133.938 votos conseguidos en las elecciones generales del 26 de junio; y en Euskadi han pasado de 40.326 votos el 26-J a 21.362 en los comicios autonómicos. Es decir, han perdido más de 80.000 electores en Galicia y más de 18.000 en Euskadi.
 
En la comunidad gallega Ciudadanos ha obtenido 48.103 votos, lo que representa poco más del 3% de la participación. El siguiente partido, el BNG, ha llegado a los 118.982, más del doble que los naranjas. Por debajo, el PACMA, con 14.785 votos. En esta comunidad vuelven a estar más cerca de los animalistas que de otro partido.
 
No obstante al César lo que es del César, y estas dos regiones nunca han sido favorables a Ciudadanos en la corta vida nacional del partido. El País Vasco y Galicia fueron, tanto en diciembre de 2015 como el pasado junio, dos de las tres comunidades – junto a Navarra – donde los naranjas obtuvieron menos respaldo electoral.
 
Tras los resultados de ayer, Galicia y Euskadi se suman a Navarra, Castilla-La Mancha y Canarias, regiones donde Ciudadanos no tiene representación autonómica.