El Ministerio de Cultura privatiza ‘gratis’ y a dedo las obras teatrales que produce

Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Cultura en funciones
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música cede a empresas privadas, como la productora de Juan Echanove, la explotación de las giras de obras teatrales. “El proyecto largamente acariciado de poner en escena ‘Los hermanos Karamázov’ empezó a convertirse en realidad un día en que, sentado en un café con Juan Echanove […] y tuve el convencimiento de que este desafío común empezaba a apoderarse de él como ya se había apoderado de mí”. De esta manera relata el director Gerardo Vera cómo se empezó a forjar su relación con el actor para llevar a las tablas la conocida obra de Fyodor Dostoyevski de gran éxito. Pero no es la única relación que se ha creado en torno a ‘Los hermanos Karamázov. Y en ésta, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) tiene mucho que decir. 
 
El organismo creado por el Ministerio de Cultura es el encargado de articular y desarrollar diversos programas relacionados con el teatro, la danza, la música y el circo, como sucede, entre otras, con la conocida obra de Dostoyevski. Hasta aquí todo normal. El principal quid de la cuestión llega a raíz de los últimos movimientos que ha ido realizando el INAEM, tal y como denuncia aElBoletín.com Javier Figueroa, secretario general de la Sección Sindical UGT de la Secretaría de Estado de Cultura: “Las producciones públicas se ceden a las empresas privadas para su explotación en las giras. Es una privatización en toda regla. Todo sin concurso público”.
 
La valoración de UGT, CCOO, CSIF y CGT, después de ver los pasos que ha dado el organismo del Ministerio de Cultura, coincide: “El INAEM camina hacia la privatización”. El conflicto llega, sobre todo, al ver la marginación que sufre la plantilla pública, como ha constatado Figueroa: “Se pueden hacer las giras que se ceden. No hay ofertas públicas de empleo, no se reponen las jubilaciones y si además se externaliza, la gente podría llegar a pensar, ¿para qué queremos al empleado público?”.
 
La situación ha llegado a tal punto que, como critican los sindicatos, ninguna de las 13 giras que el Centro Dramático Nacional -una de las unidades de producción del INAEM- tiene en marcha “cuenta con técnicos de la casa”. Una explotación que corre a cargo de empresas privadas. Lo que, incluso, ha llevado a las organizaciones sindicales a presentar una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción para que se investigue la posible vulneración de la ley de contratos del Estado por parte de los directivos del INAEM-CDN.
 
Y en este escenario entra en juego ‘Los Hermanos Karámazov’. Esta representación es una de las 13 obras de producción pública que ha acabado en manos privadas para la correspondiente explotación de la gira. Desde el INAEM, tal y como marcan los contratos firmados a los que ha tenido acceso ElBoletin.com, se justifica esta cesión asegurando que el organismo “no dispone de la dotación técnica y presupuestaria suficiente que le permita girar con las obras programadas”.
 
Afirmación que niegan en rotundo los sindicatos que recuerdan cómo laplantilla y el presupuesto “es suficiente como se ha demostrado, en años anteriores, cuando se ha girado con nuestras producciones con la misma plantilla”. Pero la principal crítica que expone Figueroa llega a la hora de apreciar las exigencias que marca el INAEM para la cesión de las obras a empresas privadas: “De los 400.000 euros que cuesta la producción de ‘Los Hermanos Karámazov’ que se estrena en Madrid, la gira se da a empresas privadas a cambio de 100 euros de taquilla”.
 
Concretamente, el contrato que firma el INAEM con las empresas que se encargarán de las giras dicta que éstas abonarán al organismo público la cantidad de 150 euros “por cada una de las representaciones en gira”. Una tarifa que varía “a partir de diez representaciones en la misma plaza”: en ese momento, “la empresa abonará la cantidad de 100 euros”. Precio que baja hasta los50 euros “a partir de 21 representaciones en la misma plaza”. Ese es el máximo beneficio que encontrará el Ministerio de Cultura en todo este proceso.
 
Juan Echanove, uno de los beneficiados
 
“Los directivos del INAEM trasfieren el dinero público de todos los ciudadanos discrecionalmente a manos privadas sin contraprestación alguna. La producción ‘Los Hermanos Karámazov’ del CDN ha costado a los ciudadanos 400.000 euros, cediéndola prácticamente gratis a D. Juan Echanove Administrador Único de la Empresa La Llave Maestra P.A.S.L”, llevan denunciando los sindicatos en los últimos meses tras conocer el contrato firmado entre la productora del conocido actor y el organismo cultural.
 
Una cesión que se realiza obviando, como recalca Figueroa, el potencial de la plantilla y la capacidad técnica y presupuestaria del Centro Dramático Nacional. “No negamos las coproducciones, entendemos que se pueda hacer hueco a la empresa privada, pero que se haga por concurso público y que participen todas las compañías. Que haya un equilibro con la participación del empleado público”, afirma a este medio el secretario general de la Sección Sindical UGT de la Secretaría de Estado de Cultura.
 
Porque, como incide el sindicato, el problema no está ni con la productora que dirige Juan Echanove, ni con que compañías privadas participen, sino en el procedimiento de marginación y de privatización que está llevando a cabo el INAEM y que ha llevado a los trabajadores públicos a manifestarse durante varios días de la semana por su situación. “Estamos dando gratis la explotación de nuestro patrimonio”. Aun así, los problemas tampoco desaparecen  en estas empresas ya que “subrogan a otras con peores condiciones laborales y se precariza el empleo”, según Figueroa.
 
Otro ejemplo de estas cesiones “discrecionales” es el que se da con la obra ‘Cocina’, también producida por el Centro Dramático Nacional.  Bajo las mismas condiciones (mismo precio, cesión de cuatro años de los “derechos de explotación de la producción con todos sus bienes patrimoniales, materiales e incorporales” y donde la empresa se encargará de “todos los gastos originados por la explotación de la obra”), la productora Rosa María Merás Barrios se ha hecho con esta obra de producción pública que, como sucedió en ‘Los Hermanos Karámazov’ y como también se remarca en este contrato, al que ha tenido acceso ElBoletín.com, ha tenido una “gran acogida de público y crítica”.
 
Por todo ello, CCOO, UGT, CSIF y CGT concluyen que el INAEM ha incumplido el Estatuto del Centro Dramático Nacional que dictamina que uno de los objetivos se basa en “la difusión y acercamiento a los ciudadanos de los títulos más representativos del teatro contemporáneo, mediante una política sistemática de estrenos y giras por el Estado”, algo que no está sucediendo con esta “privatización encubierta” al ver cómo “la empresa privada mediante contratos de cesión de explotación y coproducciones” se hace cargo de esta misión. Y todo sin concurso público.