Hazte Oír pide dinero a sus simpatizantes para no cerrar su diario digital

Hazte oír
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Arsuaga explica que su donativo servirá “para ayudar a acabar con el horror del aborto” y “defender a nuestros hijos del adoctrinamiento sexual del lobby gay” Hazte Oír hizo una colecta para abrir su digital Actuall y ahora la organización ultracatólica hace otra colecta para no tener que cerrarlo, sólo un año después de ponerlo en marcha.
 
Con un tono dramático, y bajo el encabezamiento “una de las decisiones más duras de mi vida” el presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga está enviando mails a sus simpatizantes en los que les pide su colaboración económica para no tener que clausurar el medio online.
 
Reconoce Arsuaga que las cuentas no les han salido nunca y que el digital “en realidad tendría que haber cerrado ya” y explica que “si no han cerrado todavía, es solo porque estoy convencido (y creo que tú también) de que tú, yo, nuestros hijos y nietos, la sociedad, necesitamos un periódico una voz informada y a contracorriente como Actuall que defienda, de forma veraz, las buenas causas: la vida, la familia y la libertad”.
 
Con el mensaje “no hay ningún otro periódico como Actuall. Y no podemos permitirnos que cierre”, el responsable de Hazte Oír recuerda a los suyos que “ningún otro periódico da la batalla cultural en defensa de la vida, de la familia y de la libertad como lo hace Actuall”.
 
A continuación, Arsuaga aclara que dado que el digital es gratis y no tiene publicidad no tienen para pagar las facturas. Señala que aunque  tiene un equipo humano muy pequeño “como es natural, hay que pagarles. Cada mes”, lo mismo que las oficinas “compartidas, pequeñas, austeras”. Recordando también a sus simpatizantes otros gastos como los equipos electrónicos; informáticos; programas (software, licencias de software); licencias de uso (fotografías, derechos, imágenes, etc.); gastos de desplazamiento (aunque sea en metro o autobús); etc., etc».
 
Y les aclara por qué tendrían que contribuir con  un donativo de “6, 15 o incluso 35 euros (o cualquier otra cantidad que te parezca bien” para salvar al diario: “Para ayudar a acabar con el horror del aborto» . Y para ayudar a defender a nuestros hijos del adoctrinamiento sexual del lobby gay. Para ayudar a defender la libertad religiosa de todos y garantizar el respeto y la libertad de culto… para todo eso…”