Carmena resta importancia al recurso del BBVA por frenar la Operación Chamartin

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La alcaldesa de Madrid asegura que el Ayuntamiento seguirá trabajando “con toda tranquilidad” después de que el TSJM acepte un recurso del BBVA que “no podía inadmitir”. El revés judicial que ha sufrido este martes el Ayuntamiento de Madrid después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) admitiese el recurso de Distrito Castellana Norte por enterrar la ‘Operación Chamartín’ no mina el ánimo de Manuela Carmena. Todo lo contrario. Según la alcaldesa de Madrid, el Consistorio seguirá trabajando “con toda tranquilidad” tras conocer la noticia judicial.
 
Carmena ha querido restar hierro a la decisión del órgano explicando que “el recurso ya estaba anunciado y el TSJM no lo puede inadmitir”. Es tal la normalidad que ha mostrado la alcaldesa que ha recordado, como ya anunció, que “cuando haya una actitud normalizada en el Gobierno”, el Ayuntamiento capitalino procederá a mantener “relaciones con Fomento y Adif” tras las quejas de estos organismos por frenar la ‘Operación Chamartín’.
 
Así lo ha manifestado la regidora madrileña en una entrevista a la Cadena COPE donde ha remarcado que su equipo tiene como objetivo buscar consensos en este tema y para ello han buscado diseñar “un plan abierto”. “Nos parece clave buscar ese consenso”, ha destacado Carmena que ha recordado que, en ningún momento, su nuevo proyecto urbanístico para el norte de la ciudad se trata de un “plan cerrado”.
 
Unas declaraciones de Carmena que llegan al mismo tiempo de conocerse el recurso de impugnación que ha presentado también este martes el Ministerio de Fomento ante el TSJM para defender la operación urbanística que capitanean el BBVA y la Inmobiliaria San José (englobadas en la entidad Distrito Castellana Norte). La principal argumentación que ha presentado Fomento se basa en que el nuevo proyecto del Consistorio madrileño es “contrario al interés general”, por no hablar de “en torno a los 700 millones en obras” que ya se habían invertido.