El sector de las energías renovables exige medidas urgentes que desbloqueen la “absurda situación de parálisis”

Molinos de viento
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Asociaciones empresariales del sector demandan un cambio en la política del gobierno que facilite la Transición Energética. Las principales asociaciones empresariales del sector de energías renovables, organizaciones medioambientales y entidades de la sociedad civil, reclaman al Gobierno en funciones y a los grupos parlamentarios la puesta en marcha de medidas urgentes para sacar a las energías renovables de su actual situación de bloqueo y reorientar la política energética hacia la sostenibilidad.
 
Esas asociaciones piden a las formaciones políticas que prioricen en sus negociaciones la Transición Energética a un modelo eficiente y 100% renovable y el fomento de las energías renovables, que “representan un importante sector económico que puede contribuir a la creación de empleo cualificado y capilar”, asegura el documento compartido por la Fundación Energías Renovables (FER), que lamenta que actualmente “el sector de las renovables se encuentra en una absurda situación de parálisis”.
 
Según esta fundación, las energías renovables son una fuente de energía limpia y competitiva en términos económicos, por lo que considera un error tener que esperar más tiempo para llegar a una situación ideal, cuando la actual ya proporcionaría beneficios netos al país. De hecho, países como China e India están apostando fuerte por ellas, sabedores de la relevancia que irán ganando conforme pasen los días.
 
Las asociaciones aseguran que para encaminarse hacia el futuro sostenible y eficaz, deben realizarse cambios sustanciales en la legislación vigente, que dote al sector renovable de un marco regulatorio estable. Es preciso encontrar, aseguran, una fórmula que recupere la seguridad jurídica, tanto para las instalaciones en funcionamiento como para las nuevas, así como revisar la tremenda e injusta fiscalidad que tienen que soportar las energías renovables y que se aplique bajo el principio de «el que contamina paga«.
En aras de encontrar un camino fructuoso para este tipo de energías, y a su vez para las empresas que conforman las asociaciones que han elaborado el documento, la FER reclama “la eliminación de las barreras económicas, técnicas y administrativas al autoconsumo y la derogación del llamado Impuesto al Sol, la normativa sobre autoconsumo más restrictiva del mundo, ideada para desincentivar al consumidor y dificultarle su posible práctica. Autoconsumir energía eléctrica sin ningún tipo de cargo, con posibilidad de recibir una remuneración por los excedentes de energía producida y sin sufrir trámites administrativos complicados e innecesarios es un derecho ciudadano por lo que prolongar este régimen sancionador absurdo hasta la formación de un nuevo Gobierno no tiene ningún sentido, menos aun cuando el propio ejecutivo se comprometió, hace tan solo unos días, a anularlo en el pacto PP- Ciudadanos”.
 
Por último, las asociaciones piden al actual Secretario de Estado de la Energía, Alberto Nadal Belda, que cese en su ataque al sector renovable, que puede y debe ser pieza fundamental en el desarrollo económico e industrial del país y que, en contra de sus reiteradas declaraciones, es un sector que ha demostrado su competitividad.