Rajoy seguirá en la “batalla” y acusa a Sánchez de no tener respeto por los españoles

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El presidente en funciones asegura que no va a renunciar a su “derecho a gobernar”. El presidente en funciones, Mariano Rajoy, ha comparecido ante el grupo parlamentario del PP para hacer revisión de la actualidad política y animar a sus compañeros ante la “batalla a medio plazo” que supone el proceso de intentar poder formar gobierno. Así la ha calificado el presidente en funciones, que tiene un único nombre como responsable de la actual situación política: Pedro Sánchez.
 
Mariano Rajoy se ha despachado a gusto con el secretario general socialista, a quien ha acusado de “faltar el respeto” a los españoles con su actitud “sin sentido” de bloqueo. El líder del PP considera que Sánchez “no está a la altura de las circunstancias” al no haber ni siquiera intentado dialogar con su partido. “Ni quiso colaborar, ni dialogar. La situación que ha provocado es un bloqueo sin ningún tipo de salida, y no ha sido capaz de plantear una alternativa. Por eso estamos como estamos”, asegura Rajoy, quien teme que la situación política influya sobre la económica.
 
“Esto no es gratis. Me preocupa que la actitud de Sánchez comience a afectar a la economía. En 2016 las cosas van razonablemente bien, estamos creciendo el doble de lo que crece la zona euro […] sin embargo, hay indicadores que muestran datos preocupantes”, afirma el presidente en funciones sin detallar cuáles son esos indicadores, más allá del Brexit.
 
Mariano Rajoy incide en que a pesar del “bloqueo”, seguirá intentando formar gobierno porque la posición del PP es “la más justa con los españoles”. El presidente en funciones considera que se han ganado “el derecho a gobernar” al ser el partido más votado, y aunque haya fallado en un primer intento, no desistirá. Es más, Rajoy no se arrepiente de haberlo intentado con Ciudadanos y Coalición Canaria, porque “planteamos una opción de gobierno seria, firme y rigurosa. Ha quedado claro que no hay una alternativa viable ni razonable”, justifica.
 
Sobre las opciones de gobierno que se han relacionado a Pedro Sánchez, Rajoy las considera “inviables”. La propuesta socialista de investir a Sánchez como presidente gracias al apoyo de Podemos y Ciudadanos no tiene “ningún sentido”, y la de intentarlo con los partidos vascos y catalanes “va en contra del ideario de su partido”.
 
Mariano Rajoy asegura estar preocupado por el coste que esta situación pueda crear en España. “El coste de no gobierno tiene una influencia en la reputación, que al final afecta a los inversores. Vamos a hacer un esfuerzo para que los daños sean menores”, afirma el presidente en funciones, que ha añadido, por último, disponer de dos candidatos extraordinarios para las elecciones vascas y gallegas.