El PP culpa a la “desinformación” por la polémica de Soria: “No era una designación a dedo”

Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Rafael Hernando asegura que el partido “respeta” la renuncia de Soria, pero que se trataba de un nombramiento con “suficientes méritos, a diferencia de otros casos”. Rafael Hernando ha sido el encargado de dar la primera valoración que sale desde el Partido Popular a la renuncia del exministro de Industria, José Manuel Soria, a su puesto de directivo en el Banco Mundial. El portavoz de los populares en el Congreso ha asegurado que “se trata de una decisión personal que respetamos”, pese a que “tenía suficiente méritos”.
 
La contradicción tampoco ha faltado con la renuncia. Mientras que Soria ha afirmado que su decisión ha sido tomada “a petición del Gobierno”, Hernando ha mantenido que el paso ha sido dado por el exministro. Aun así, el portavoz del PP en la Cámara Baja ha declarado que seguramente el que fuera titular de Industria “habrá valorado todas las opiniones”.
 
Pese a la gran polémica que se ha creado, Hernando ha continuado con su defensa del exministro alegando que “es evidente que, a diferencia de otros casos, había una persona con un currículo suficientemente dilatado y unos méritos suficientemente constatados”. Por ello, no ve que “por qué tiene que hacer daño al PP” ya que no se trata de un caso de “puerta giratoria como sí ha sucedido en otros casos”, sino “con una carrera administrativa y no política”.
 
De hecho, el diputado popular ha culpado a la “desinformación” de la polémica levantada con el nombramiento. “He visto en algunas opiniones un problema de información que ha llevado a esta polémica”, ha aseverado Hernando.
 
El ápice de autocrítica por parte del portavoz del PP ha llegado a la hora de considerar que “si se hubiera informado debidamente del concurso, habríamos evitado esta polémica”. Sin embargo, ha vuelto a la carga para recordad que en otros casos (los cuales no los ha explicado) “se ha respetado” la decisión del Gobierno incluso cuando ni se cumplían los requisitos. “No era una designación a dedo como sí se hicieron en otras ocasiones. Pediría algo más de respeto en estos nombramientos donde está la presencia internacional de España”, ha zanjado Hernando.