El entorno de Susana Díaz pide la cabeza de Rajoy para abrir un diálogo hacia la abstención

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El secretario de Organización del PSOE andaluz se une a la opinión de Felipe González de pedir a Rajoy un “paso atrás” de Rajoy que desbloquee la situación actual. La salida de Mariano Rajoy como candidato del PP para desbloquear la situación política ha sido una de las hipótesis que ha estado sobre la mesa pese a la reiterada negativa de los populares. Una condición que comenzó a reclamar Albert Rivera al poco de conocerse los resultados del 26-J y que en las filas socialistas ya empieza a sonar con fuerza.
 
Si hace apenas unos días fue Felipe González el que sugirió que “otro candidato” del PP distinto a Rajoy podría solventar el bloqueo, el PSOE andaluz también aboga por esta posibilidad visto el posicionamiento que hay desde Ferraz. Así lo ha manifestado el secretario de Organización de Susana Díaz, Juan Cornejo, que ha pedido al líder popular que “dé un paso atrás” y sea “generoso”.
 
La posible renuncia de Rajoy facilitaría las cosas para los socialistas por lo menos para los del PSOE andaluz, según Cornejo, ya que en estos momentos desde Andalucía sus dirigentes “no están por la abstención aún”. Algo que podría darse con el adiós del actual presidente del PP que abriría, como ya ha reclamado Díaz, una “reflexión y debate” entre los socialistas.
 
“No descarto que otras formaciones se puedan sumar al pacto del PP y Ciudadanos con un candidato que no fuera Rajoy; facilitaría el debate”, ha valorado el secretario de Organización del PSOE andaluz que ha definido a Rajoy como “el gran problema del país”.
 
No obstante, lo que sí tiene claro Cornejo es que la posibilidad que desea Pedro Sánchez de juntar a Ciudadanos y a Podemos es una utopía. “Hay buena voluntad, matemáticamente es posible, pero políticamente inviable” debido a los vetos mutuos que se han plantado ambas formaciones. Por ello, el político ha pedido “no engañar ni distraer a los ciudadanos” haciéndoles creer que es posible”.
 
Por el momento, desde Andalucía crece la presión interna contra Sánchez a pesar de que Cornejo se ha excusado en que su postura no tiene por qué ser una posición total del PSOE andaluz. Una opinión que se podrá expresar cuando se convoque al Comité Federal “y entonces habrá una toma de posición”.