El PP intenta ganarse a IU para cerrar el paso al PSOE en Andalucía

Mariano Rajoy quiere arrebatar al PSOE Andalucía sea como sea. Para ello, el líder del PP ha recuperado la teoría de la ‘pinza’ de los años 90 y se ha embarcado en la difícil tarea de tratar de ganarse a la coalición de izquierdas, como ya hicieran los populares de Extremadura, para llegar al poder en las elecciones del día 25.

Andalucía es clave, no sólo por ser un bastión socialista en las últimas décadas, sino porque si el PP gana en esta región en las elecciones de dentro de menos de diez días España estará teñida, casi en su totalidad, de ‘azul’. Con este objetivo en la cabeza, los populares no quieren dejarse llevar por la euforia de las encuestas y han empezado a lanzar guiños a Izquierda Unida.

El propio Mariano Rajoy, tras un bronco debate en el Congreso de los Diputados esta misma semana para explicar la Cumbre europea del pasado 1 y 2 de marzo, se dirigió al portavoz de ICV, Joan Coscubiela, para decirle “hombre no te enfades”. Un gesto hasta ahora sin precedentes en el presidente del Gobierno. Y es que, desde Génova se ha dado orden de molestar lo menos posible a la coalición de izquierdas.

Así, hemos podido escuchar esta mañana a una representante del Gobierno de Extremadura negar que esta región se acoja a «ninguna opción» que vaya en la «dirección» del copago sanitario ni del farmacéutico propuesto por Alberto Núñez Feijóo. Un mensaje claramente dirigido hacia los representantes de IU en esta región, que en su día apoyaron que el popular José Antonio Monago arrebatara al PSOE la Presidencia autonómica.

Con estos guiños a la coalición que en Andalucía lidera Diego Valderas, la dirección nacional del PP trata de convencerles de que si las urnas decretan que el próximo Gobierno de la Junta andaluza tiene que surgir de un pacto entre los partidos, nada mejor que apostar por Javier Arenas y no por el PSOE de José Antonio Griñán.

Una unión que no debe sorprender a muchos, ya que hace apenas unos meses ya se dio con éxito en Extremadura.