Críticos del PP alertan a Rajoy sobre la Ley electoral “a medida” de Rivera

Sede del PP
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Floridablanca afirma que Ciudadanos busca “el beneficio propio” con su propuesta de una nueva ley electoral. “Quiere más escaños sin conseguir más votos”. La red Floridablanca, formada por militantes del PP críticos con la dirección, ha alertado al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, sobre lo que esconden algunas de las condiciones fijadas por Ciudadanos para apoyar la investidura. El partido de Albert Rivera, según este ‘think tank’, busca “su propia supervivencia mediante un sistema electoral a medida”.
 
Este grupo de militantes críticos del PP están decepcionados con la formación naranja después de que el pasado miércoles Rivera enumerase las seis condiciones que impone para negociar la investidura. “Ni una palabra hay sobre grandes reformas de Estado”, afirma Floridablanca en un editorial en su web en el que destaca que en estas propuestas “no se habla de garantizar la unidad nacional afrontando conjuntamente la situación catalana, no hay referencias a la reforma de la educación, tampoco a los impuestos, a la sanidad o a la inversión en I+D+i…”.
 
“Ni el empleo parece ser un objetivo prioritario de Ciudadanos ni tampoco los autónomos que constituyen uno de sus principales caladeros de votos”, señala este ‘think tank’ que tiene claro que a Rivera y a los suyos solo les preocupa su “supervivencia”. Según estos militantes populares, “las declaraciones altisonantes pueden ser efectistas, pero hay que cuidarse de no alimentar gratuitamente el discurso antipolítico”.
 
Entrando de lleno en las propuestas de la formación naranja, admiten que algunas “tienen sentido” -como la investigación de la corrupción en todos los partidos-, “pero no olvidemos que eso que llaman ‘privilegios’ -en referencia a los aforamientos– no son más que garantías para que los representantes de la soberanía nacional puedan ejercer sus funciones sin persecuciones arbitrarias”.
 
Respecto a su apuesta por una nueva Ley electoral Floridablanca recuerda que el sistema electoral “es siempre el resultado de un juego de equilibrios en el que por un lado se considera la representatividad y por otro la necesidad de gobierno y la estabilidad”. De ahí que estos críticos del PP defiendan que lo que no puede hacer Rivera “es imponer un cambio de la ley electoral a medida”. “Los partidos mayoritarios lo son no porque nadie se lo regale, sino porque son capaces de convencer a los votantes”, insiste este ‘think tank’, que rememora los comienzos de Alianza Popular cuando el partido tenía 16 escaños.
 
“Si con la presente ley electoral hemos entrado en una situación de bloqueo institucional que dura ya casi 8 meses, ¿qué beneficio puede traer una ley todavía más proporcional, que acentúe la fragmentación del Congreso y la dificultad de formar gobierno?”, se preguntan estos militantes populares, que acusan a Ciudadanos de dar la espalda al interés general y buscar únicamente el “beneficio propio”.
 
“Ciudadanos quiere más escaños sin conseguir más votos, y para ello se sirve de la falacia -muy del gusto populista- de hacer creer que ‘más proporcional es sinónimo de más democrático’”, asegura este colectivo, que advierte que “no se trata de buscar la propia supervivencia -ya sea personal o del partido que se trate- sino de llevar a cabo las reformas políticas que todavía están pendientes”.