Rajoy se rodea de Camps y Fabra en un acto electoral en Castellón

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha decidido continuar con la defensa de la presunción de inocencia de Francisco Camps y Carlos Fabra en las causas que tienen en los tribunales y compartirá platea esta tarde con ambos altos cargos de la región en un mitin en Castellón.

Génova no está dispuesta a dar ni un paso atrás en su estrategia ante las imputaciones de altos cargos de la Generalitat en el ‘caso Gürtel’ y menos en medio de una campaña electoral. La necesidad de un buen resultado en los comicios europeos es de vital importancia para Mariano Rajoy en su proyecto de futuro. Una victoria demostraría que los ciudadanos, por lo menos los del levante, hacen oídos sordos a las acusaciones ‘creadas’ por magistrados de la Audiencia Nacional.
Por este motivo, y como ya publicó EL BOLETIN, el líder nacional se vuelca en participar en actos en la región valenciana. Antes de la apoteosis que los populares esperan que se produzca el martes en la plaza de toros de la capital del Turia, Rajoy ampliará su respaldo a Camps a otro popular con ‘problemas’ con la Justicia, Carlos Fabra, con un acto esta tarde en Castellón.

La figura del presidente de la Diputación regional no siempre ha sido del agrado de muchos de sus compañeros en Madrid, pero su poder es tal que a nadie se le pasa ‘cortarle la cabeza’. Y es que, tal como están las cosas en la ‘familia’ popular, Rajoy prefiere aparecer a su lado en una foto que no refugiarse en el silencio como se hizo en ocasiones anteriores.

Dejando de lado la única imputación de Camps por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana por la rama del ‘caso Gürtel’ en la región del levante, su compañero de filas tiene en sus espaldas un amplio número de causas abiertas en los tribunales de la comunidad.

Así, Fabra está imputado por diversos presuntos delitos de tráfico de influencias, cohecho, negociaciones prohibidas, contra la Administración Pública y fraude fiscal.

El pasado viernes, el popular vio como Anticorrupción solicitó dos años de prisión para él por un delito de falsedad en documento oficial en una trama que se dedicaba a vender plaguicidas ilegales. Fabra, junto con otras dos personas, presentó documentación manipulada para poder conseguir del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación todas las autorizaciones posibles para la producción de productos fitosanitarios. Con esta autorización, las empresas Comercial de Industrias Químicas Arcavi y Artemis 2000 iniciaban la producción de estos productos.

Esta investigación no sólo afecta al mandatario castellonense, sino que también incluye a su esposa, María de los Desamparados Fernández Blanes.

Horas antes de este acto, María Dolores de Cospedal se ha reunido, y ha dado una rueda de prensa, en Génova con el presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, líder que también vio como su nombre aparecía en algunas adjudicaciones poco claras. Acusaciones que fueron desestimadas por los tribunales.