Los afectados por la Hepatitis C reclaman medicamentos asequibles ante el Congreso Internacional del Hígado

Manifestación de afectados por hepatitis C

La Plataforma de Afectados por Hepatits C (Plafhc) reclama ante 8.000 hepatólogos y grandes farmacéuticas unos tratamientos donde sus costes no estén “a precio de oro”. La lucha de los afectados por la Hepatitis C no cesa. Y el siguiente paso de acción lleva a la Plataforma de Afectados por Hepatits C (Plafhc) hasta el Congreso Internacional del Hígado que se está celebrando en Barcelona. En la Carrer del Foc, lugar en el que se ubica el ferial de Barcelona y donde se celebra el encuentro, la organización, junto a activistas de EE.UU, Francia y Ucrania, entre otros, reivindican la falta de acceso que provoca el alto coste de los medicamentos que marcan los grandes laboratorios.

“Este Congreso – al que asisten 8.000 hepatólogos – está patrocinado por las grandes farmacéuticas entre la que se encuentra, como es natural, Gilead, farmacéutica que patentó el medicamento Sofosbuvir (Sovaldi), sacándolo al mercado a precio de oro e impidiendo así su acceso al mismo, junto con la desidia y complicidad de los gobiernos, razón por la que la Plafhc fue creada”, ha recordado la plataforma en el día del pistoletazo de salida al encuentro entre profesionales.

Por ello, los afectados han querido dar visibilidad a su conflicto -aún lejos de resolverse tal y como sufren los cientos de reclusos enfermos, por ejemplo-, así como explicar a los manifestantes la historia del Sovaldi y cómo la farmacéutica Gilead colocó el alto precio actual. Una concentración donde los pacientes y sus acompañantes también tendrán la oportunidad de contar sus vivencias, según ha informado la Plafhc.

Una protesta entre las plataformas que comienza a las 12:00 horas con una reunión donde, aparte de intercambiar experiencias, la Plafhc se ha marcado como objetivo exponer algunas de sus propuestas “concretas que podrían lograr grandes reducciones del precio y una revisión del sistema de desarrollo de fármacos y de fijación de precios”.

“El acceso a medicamentos contra el VHC es posible. La competencia de los genéricos sin restricciones es la estrategia más eficaz para reducir el precio de los medicamentos. Los gobiernos pueden utilizar las garantías legales (como las licencias obligatorias) para proteger la salud pública y proveer genéricos asequibles”, ha aseverado la Plafhc.

Por todo esto, las organizaciones nacionales e internacionales no se resignan a dar su brazo a torcer ante una enfermedad que sufren 150 millones de personas en todo el mundo y que, como matiza la plataforma, en España, de los 500.000 afectados sólo han sido tratados 40.000 ciudadanos