Cristina Tárrega se considera “una víctima” de su “relación profesional” con Granados

Cristina Tárrega

La presentadora ha apuntado que publicar conversaciones privadas es un delito, por lo que el tema se encuentra en manos de sus abogados. La periodista Cristina Tárrega está “indignada” tras haberse podido ver salpicada por la operación Púnica. El pasado lunes se conocían las conversaciones telefónicas que la periodista había mantenido con el exsecretario general del PP, Francisco Granados, en las que hablan del interés por unos locales en los que montar una discoteca. Tárrega se ha defendido de las acusaciones que la vinculan con esta operación.

“Es una injusticia lo que se está haciendo conmigo. Yo lo único que he hecho es coger una llamada y atenderla. No he cometido ningún delito. Me gano el dinero con mi trabajo y mis cuentas están claras. Soy una víctima”, ha explicado la presentadora a una entrevista en exclusiva a Vanitatis.

Además de dejar claro que ella no tiene “nada que ver con esta operación”, ha apuntado que ha visto a Granados en dos o tres ocasiones, y que el trato ha sido profesional. “Solo cogí una llamada de teléfono como se la cogería al de la tintorería. No porque este señor esté ahora en la cárcel voy a ser yo responsable de nada”, ha declarado.

Según las conversaciones desveladas, Tárrega y Granados hablan sobre un local e incluso llegan a plantear cifras económicas. “Lo único que hago es facilitarle el contacto de la portera, que es quien enseña el local en el que estaba interesado Granados. El propietario de ese local es el mismo que me alquila a mí dos locales, por eso se pone en contacto conmigo, para que le facilite su contacto”, ha apuntado la periodista.

Asimismo, avisa de que estas informaciones ya se encuentran en manos de sus abogados, ya que “publicar conversaciones privadas es un delito y ya les he dicho que emprendan acciones legales contra los medios que han sacado la información”.