Los jueces progresistas acusan a Gallardón de querer privatizar las bodas y divorcios

La decisión de Alberto Ruiz Gallardón de abrir a los notarios el ‘mercado’ de las bodas y los divorcios para contrarrestar su alta caída de los ingresos por la crisis inmobiliaria ha levantado en armas a los jueces progresistas que acusa al ministro de Justicia que “querer privatizar” las uniones matrimoniales y las separaciones.

Un día más, el exalcalde de Madrid vuelve a ser el protagonista de una polémica. Su decisión de revolucionar la Justicia con medidas inauditas como que las notarías tengan potestad para celebrar bodas civiles, cada más en alza, o divorcios de mutuo acuerdo ha chocado con los jueces progresistas.

“Se lo da al ámbito privado, es privatizar el servicio”, ha asegurado el portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), José Luis Ramírez, que no ha escondido su malestar, en declaraciones a EL BOLETIN, por los primeros anuncios del ministro. Y es que, para la asociación de magistrados progresistas no tiene ningún sentido la potestad que le va a otorgar a los notarios.

“No reduce el trabajo de los jueces ni demora nuestra actividad, ya que son temas de tramitación simple”, ha destacado Ramírez que no entiende los motivos por los que Gallardón ha decidido “privatizar” este trámite.

Por ello, desde Jueces para la Democracia se ha instado al ministro a que les convoquen a una reunión para que les aclare qué quiere hacer con el sistema judicial y explicarle qué es lo que de verdad necesitan los jueces. “No tiene claro el ministerio al que ha aterrizado, si el de Sanidad, si el de Economía, si el de Interior,…”, ha insistido el portavoz de la asociación progresista.

La asociación Francisco de Vitoria también se ha unido a esta petición de mantener un encuentro con el titular de Justicia. Y es que, para su portavoz, Francisco Sexmero, existen algunas lagunas en sus anuncios que debería aclarar como qué pasaría si tras un divorcio con hijos menos y autorizado por un notario uno de los cónyuges incumple su acuerdo. “Lo lógico es que vayan a los juzgados, pero aún no se sabe nada al respecto”, ha asegurado en declaraciones a este diario.

Frente a estas declaraciones, la Asociación Profesional de la Magistratura, que integra a la mayoría de los jueces conservadores, ve “positiva” esta medida sobre los notarios, ya que señalan que “solucionará los problemas de colapso” del sistema.