Montoro presume de recaudación récord en la lucha contra el fraude fiscal

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El mismo día en el que se ha comenzado a filtrar la ‘lista Falciani’ de evasores fiscales en España, el ministro de Hacienda ha hecho gala de cifras récord en su gabinete. “La mayor de la historia”. Así de orgulloso se ha mostrado el ministro Cristóbal Montoro al anunciar la recaudación conseguida en la lucha contra el fraude fiscal a lo largo del año 2014. Según las cifras que baraja el Ministerio de Hacienda, las arcas públicas han conseguido nutrirse en 12.300 millones de euros por este concepto.

El ministro de Rajoy ha lanzado el dato en la reunión que todos los delegados de la Agencia Tributaria celebran este lunes en Sevilla. Con las cifras en la mano, Montoro ha presumido de que “la lucha contra el fraude fiscal está teniendo en esta legislatura los mayores éxitos de su historia” justo el mismo día en que se ha dado a conocer la llamada ‘lista Falciani’ que incluiría a grandes defraudadores españoles.

Montoro ha congratulado a los asistentes al encuentro en la capital andaluza al comentar que el incremento del 12% de ingresos con respecto a 2013 es “resultado de la eficacia del trabajo de los más de 26.000 profesionales” con que cuenta la Agencia Tributaria, organismo público dependiente de su cartera ministerial. Así ha querido también contestar a algunos colectivos como los técnicos de Gestha que denuncian la falta de efectividad en la lucha contra el fraude por falta de medios económicos y profesionales.

El jienense no ha querido perder la oportunidad de exhibir “el empeño del Gobierno central en luchar contra el fraude fiscal” como vía para conseguir una mayor equidad en el pago de impuestos. “Cuando todos tenemos mayor y más riguroso cumplimiento de nuestras obligaciones tributarias, así contribuimos también a que sea real la recuperación económica y la salida de la crisis”, ha subrayado.

Esta legislatura se ha caracterizado, según el ministro, por medidas que han ayudado al afloramiento de las mayores bases imponibles, hasta ahora ocultas, así como a la identificación de bienes depositados en el extranjero al punto que “hoy están perfectamente identificados también sus titulares”. Circunstancia que llega entre una constante oleada de casos de corrupción y revelaciones de patrimonios ocultos de altos representantes de la esfera política y empresarial.