Castro pide ser magistrado emérito para terminar de instruir el ‘caso Palma Arena’

Consejo General del Poder Judicial
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El juez, que el próximo 20 de diciembre cumple 70 años, quiere concluir las 19 piezas pendientes del caso. El juez José Castro ha pedido hoy al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que le nombre magistrado emérito en funciones de refuerzo para concluir las 19 piezas pendientes del caso Palma Arena una vez se jubile el próximo 20 de diciembre, cuando cumplirá 70 años.

Castro ha registrado esta mañana su solicitud ante el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB), cuya sala de gobierno deberá emitir un informe no vinculante previo a la decisión del CGPJ, han informado a Efe fuentes judiciales.

La petición del juez del caso Nóos está condicionada a que el gobierno de los jueces le asigne directamente como refuerzo al juzgado del que ahora es titular para terminar la instrucción de los procesos que tiene pendientes.

Aunque la condición de magistrado emérito podría prolongarse durante cinco años, Castro renuncia expresamente a seguir trabajando una vez concluya las investigaciones del caso Palma Arena.

Según explica Europa Press, se trata de una posibilidad contemplada por la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que establece en su artículo 200.4 que los miembros de la Carrera Judicial jubilados por edad que sean nombrados para continuar en su puesto tendrán la consideración y tratamiento de magistrados eméritos, una situación en la que podrán permanecer hasta los 75 años con el tratamiento retributivo de los magistrados suplentes.

Una vez designado como tal, Castro, quien desde hace más de cinco años se encarga de la instrucción del caso Palma Arena -en cuyo seno nació la causa que indaga la presunta trama de desvío de fondos públicos a través del Instituto Nóos y en la que se encuentran imputados la Infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin-, no estaría obligado a agotar el plazo hasta los 75 años, puesto que podrá retirarse antes en caso de que hubiese finalizado la instrucción de las pesquisas pendientes.

De este modo, Castro estaría adscrito como juez de refuerzo al Juzgado del que ahora es titular, una vez el CGPJ convoque y proponga el nombramiento del magistrado que ocupe su vacante por jubilación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA