CiU pretende cobrarle a Rajoy la factura de su apoyo a los recortes

El ‘sí’ de CiU al plan de recortes del Gobierno, que se ha votado hoy en el Congreso, no es fruto de la casualidad. Detrás del cierre de filas de los nacionalistas catalanes en torno a los ajustes de Mariano Rajoy se esconde su deseo de que el Gobierno respalde la iniciativa de la Generalitat que preside Artur Mas de que el Estado avale las emisiones de deuda de las comunidades autónomas.

La “coherencia, responsabilidad y valentía política” para frenar el “ataque de los mercados” a España que ha esgrimido CiU para apoyar al plan de recortes de Rajoy no es suficiente para explicar esta decisión. Y es que, según han asegurado observadores políticos a EL BOLETIN, lejos del discurso oficial, el motivo principal de los nacionalistas no es otro que arañar al Gobierno su compromiso para que Cataluña cuente con el aval del Estado en sus próximas emisiones de deuda.

Según han señalado fuentes de la Consejería de Economía de la Generalitat, el ejecutivo de Artur Mas quiere “que el Gobierno español de fe, conceda un plus de garantía a las emisiones de deuda con su aval”. “A diferencia del Gobierno, no podemos acudir a los mercados con tanta facilidad, tenemos más dificultades con precios más altos”, han explicado fuentes del ejecutivo catalán.

Por este motivo, los responsables económicos de la Generalitat han puesto sobre la mesa de los ministros de Economía y Hacienda que se “mancomune la deuda, corresponsabilizar al Gobierno en este sentido y que no sólo de su autorización previa para estas emisiones, sino que se comprometa” al respecto.

Por el momento, esta propuesta no ha encontrado respuesta en el Gobierno central. Si esta contestación se hace esperar demasiado, a CiU no le temblará el pulso para recordarle a Rajoy el respaldo dado hoy a sus recortes.