Arturo Fernández conoció por primera vez al ‘pequeño Nicolás’ en la misa del Papa de la JMJ

Arturo Fernández, presidente de CEIM
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de los empresarios madrileños afirma que Fran, como así le llama, estaba en la homilía de Benedicto XVI en el aeródromo de Cuatro Vientos. “Le conocí hace cuatro años, en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), porque fui yo quién dio de comer a su santidad el Papa en el aeródromo de Cuatro Vientos y -el pequeño Nicolás– estaba allí en la misa”. Así lo afirmó anoche el presidente de los empresarios madrileños, Arturo Fernández, en una entrevista en El Cascabel de 13TV que giró íntegramente en torno a Fran, como así le llama.

Tras esto, Fernández no volvió a ver a Francisco Nicolás hasta hace unos meses. “No le volví a ver hasta un desayuno con políticos”, señaló el veterano empresario que explicó que “se hizo una foto conmigo, ya que quería aprender de mí, ser empresario y poco más”. Un reencuentro que no tiene muy claro, ya que minutos después, destacó que no sabe si “fue en un desayuno o en la cafetería del restaurante de la plaza de los delfines”.

Fuese como fuese, lo que sí dejó claro anoche Fernández es que el ‘pequeño Nicolás’ “tenía admiración por mi trabajo y que hasta me podría buscar de alguna manera socios para que mi negocio fuera más grande”. “Me dijo que tenía inversores chinos y judíos y habló con gente de mi equipo y todo se quedó en agua de borraja”, afirmó el presidente de CEIM que reconoció que conoció a un inversor, “pero ahí se quedó la historia”.

Fran, según Fernández, “era muy convincente” y “nunca me pidió nada, simplemente me dijo que había esa posibilidad. Nunca jamás me pidió nada”. Asimismo ha desmentido que le ayudase en su candidatura al frente de los empresarios de la región. “En esa votación hay voluntarios que miran en las mesas si los votos son correctos y él se puso en una mesa y estuvo allí viendo cómo se desarrollaba la votación”, recalcó el líder de CEIM.

Fotografía en el sofá

La instantánea de Fernández en el sofá del chalé de Francisco Nicolás también se trató en esta entrevista. “Me invitó una vez a su chalé a tomar una coca-cola y una ensaladilla rusa que me sirvieron dos filipinos que tenía allí y y esa fue la última vez que le vi, en el mes de abril”, explicó Arturo Fernández que nunca pensó que le iban a hacer una instantánea cuando se tumbó.

En su opinión, es una fotografía “desagradable porque no tengo muy buena pinta” y no le ha hecho ninguna gracia. “Es desagradable que le saquen a uno una foto”, afirmó.

Asimismo, y respecto a la polémica sobre de dónde sacó el teléfono del Rey de España, el empresario aclaró que es “imposible” que lo consiguiera de su teléfono porque “lleva una huella” y los “teléfonos privados no los tengo con el nombre de su majestad”.

Antes de terminar, y tras reconocer que el ‘pequeño Nicolás’ “es un chico hábil, mucho más listo de lo que yo pensaba”, aseguró que en su relato “hay mucho de fantasía” y apenas un 30% de verdad.