Las fundaciones reivindican su labor para recuperar valores

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ayer jueves se celebró la 5ª Conferencia General de la Asociación Española de Fundaciones bajo el lema ‘Sociedad civil: compromiso, transparencia y colaboración’ La Casa del Lector-Fundación Germán Sánchez Ruipérez ha acogido la 5ª Conferencia General de la Asociación Española de Fundaciones. Conducida por Mara Torres y con la participación durante la recepción de Íñigo Pirfano -músico y ensayista, él mismo beneficiario de una obra social: la Fundación la Caixa-, la jornada ha dado voz a los integrantes de entidades cuya finalidad no es otra que el “bien común”, expresión que se ha repetido en las sucesivas ponencias, donde un interesante plantel ha abordado el tema conductor propuesto.

Este evento de carácter bienal pretende dar visibilidad a la labor social de las fundaciones, lejos de la idea preconcebida -como apuntaba Mara Torres- de su opacidad por parecer hechas para limpiar los trapos sucios de las empresas que representan. Así, el objetivo de este encuentro multidisciplinar podría sintetizarse en mejorar las actuaciones fundacionales mediante foros de trabajo, encontrando sinergias gracias a las vías de comunicación.

En la inauguración, Javier Nadal, presidente de la Asociación Española de Fundaciones, aseguraba que el contexto de la crisis económica ha derivado en una crisis ética, por lo que surge una necesidad de regeneración tras unos años en los que la sociedad ha sido testigo de actuaciones poco ejemplares. Y es aquí donde intervienen las fundaciones: son el “compromiso de la sociedad civil, organizada para recuperar valores”; son los “actores para acompañar a la salida de la presente situación mediante la ejemplaridad”, salvando el “déficit de transparencia”.

Antonio Huertas, presidente de la Fundación Mapfre, destacó su convicción de “servir para orientar nuestras actividades con eficiencia y hacia el bien común, pues nos debemos a la sociedad”, siendo el motor “colaborar lejos de intereses personales”. “Las fundaciones son el cauce por el cual se busca colaborar más allá del individualismo”, concluye.

Por su parte, Isabel de Andrés, presidenta de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez jalonó sus descripción de lo que son las fundaciones con expresiones como “espíritu de servicio”, “afán de mejora”, “compromiso”, “trabajo abnegado y desprendido”, “ejercicio de la libertad”. Si bien ilustró con citas de Benedetti y Neruda (“Nadie podrá parar la primavera”) el carácter imparable de la labor asociativa desinteresada, ella misma contribuyó a la poesía al afirmar que “Lo mejor del ocaso es que es el inicio del amanecer”.

Álvaro Gil-Robles fue presentado por Mara Torres como la “voz que denuncia lo que los gobiernos muchas veces silencian”. El que fuera primer Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa afirmó que “nuestra Constitución será vieja, pero nos ha permitido llegar donde estamos. Se trata de ir hacia delante unidos por valores y con ideas, no separados: los nacionalismos no invitan a ello”. “Vamos a drenar gracias a la sociedad civil -término acuñado para decir que los ciudadanos tenemos un papel-, que se organiza para dar un servicio y ofrecer iniciativas que no salen de los poderes públicos, sino de los individuos en forma de asociaciones y fundaciones que hay que dejar fluir, sin que la administración se inmiscuya, pues su papel se limita a constatar que operan en la legalidad -intentar ahormarlas excede las competencias gubernamentales-”. Reivindica asimismo “hacer ciudadanos”, algo olvidado al sucumbir los valores frente al éxito personal: “no hemos transmitido derechos y deberes a los jóvenes”. “Podemos es una concreción de la realidad social, una forma de canalizar la irritación hacia lo que se considera un revulsivo a la sociedad”.

Ana María Llopis, presidenta de DIA y creadora de Ideas4all, the social network of ideas, apuesta por la “transformación digital: la red colaborativa implica democratización de ideas”. Y es que cree en la “inteligencia colectiva: la sabiduría comunal frente al grupo de expertos”.

Por su parte, Marc Simón, director corporativo del Área Social de la Fundación Bancaria la Caixa defendió una metodología cooperativa frente a la competitiva “para aunar esfuerzos y ser más efectivos”, señalando que hay que estar “atentos a las necesidades para remodelar planteamientos”. Como él mismo asevera, “hay poca escucha: se decide sin hacer partícipe al individuo y se trata de dar herramientas y, con acompañamiento, tener corresponsabilidad”.

En cuanto a María Blasco, científica y directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) hizo hincapié en que “la sociedad debe ser aliada de los científicos y de los pacientes en la lucha contra el cáncer, fomentando la filantropía”: es necesario el mecenazgo de los ciudadanos.

Antoni Bruel, coordinador general de Cruz Roja Española, bromea con que antes se premiaba la conjugación del verbo “derivar”, pero la situación ha llevado a “mirar a la cara individualmente”. Afirma que “persona, proyecto y respuesta exige colaboración entre las partes”, y que “transparencia no es poner el estado de cuentas en la web”. Se muestra rotundo al afirmar que “colaborar por causas, funciona; hacerlo por estrategias, no”, y que “el valor añadido” que cada agrupación pretende incorporar como original sería más valioso si se viera reforzados por los ajenos: “no por innovar se es mejor: ¿por qué no copiar lo bueno de los otros?”. Muestra su convencimiento de que “con el testimonio de la acción de los voluntarios se hace ver a qué tipo de sociedad aspiran”.

Virgina Carcedo, secretaria general de FSC Inserta, defiende la “construcción de una sociedad inclusiva” con “partenariado público y privado”: “un itinerario compartido hace que el esfuerzo colaborativo no sume, sino que multiplique”. Opone su neologismo redarquía a “jerarquía”: “la red contribuye al posicionamiento y al trabajo constructivo”. Se lamenta de que “en España somos solidarios ante las catástrofes, pero no tenemos interiorizado contribuir al sostenimiento de las fundaciones para ayudar a que el mundo cambie”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA