Alberto Garzón desconfía de Rajoy porque defendió a Bárcenas «hasta la prórroga»

Alberto Garzón, diputado de IU
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El diputado de IU afirma que habrá mas expulsiones en su formación por la «estafa» de Caja Madrid: «La persona que es un ladrón y es un corrupto no es un compañero”. El diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón ha valorado en RNE, que Mariano Rajoy pidiera ayer perdón por la corrupción y ha dicho que “pedir perdón está muy bien para la propia moralidad pero a los ciudadanos no les vale en absoluto”. “Lo que vale es que pongan medidas para sancionar los responsables”, recalcó.

Y recalca la “absoluta ausencia de credibilidad” que tiene Rajoy por el caso Bárcenas, ya que “fue un defensor a ultranza de Bárcenas incluso después de la prorroga”.

Para Garzón “el pacto contra corrupción está muerto antes de empezar” recordando que “no es el primero que dice el PP que va a presentar y se quedó en papel mojado” y cree que la cuestión es que “no hay una voluntad explícita del PP de investigar lo qué ha sucedido”.

A la pregunta de si piden en IU que se adelanten las elecciones generales, Garzón respondió afirmativamente: “Creemos que la realidad política y social no se corresponde con la mayoría absoluta del PP y como hay que hacer cosas y hacer nuevas leyes sería necesario un adelanto electoral.”, respondió el político de IU.

Sobre el escándalo de las tarjetas b de Caja Madrid y Moral Santín, Garzón aclara el caso de Bankia va más allá de las tarjetas y reconoce que lo de la participación de Santín “para mi es un drama doble, ya que estoy dolido como ciudadano y como militante de IU”.

Recuerda que a Santín “ya le hemos expulsado por su en la estafa de Bankia, pero nos hemos quedado cortos. Es un corrupto y un saqueador pero fue colocado por alguien y ya se le ha pedido la dimisión a quien tuvo esa responsabilidad política.

Se refiere Garzón a Antero Ruiz, diputado de IU en la Asamblea de Madrid a quien se le ha requerido que entregue el acta de parlamentario tras la comisión de investigación interna sobre Caja Madrid.

Garzón admite que esta expulsión puede no ser la última: “Todavía tenemos mucho que hacer. Corresponde a la comisión de investigación dirimir eso”, ya que considera “algo tan grave como lo de Caja Madrid no se pudo hacer con el silencio cómplice de mucha gente” y subrayó: “La persona que es un ladrón y es un corrupto no es un compañero”.