Los imputados en la ‘Operación Púnica’ habrían recaudado cerca de ocho millones de euros

Billetes de 500 euros
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los políticos imputados, entre los que se encuentra Francisco Granados, cobraban entre un 2% y un 3% de comisión por la concesión de contratos. Entre un 2% y un 3%. Esa es la comisión que, presuntamente, cobraban los políticos que al parecer formaban parte de la trama desarticulada en la ‘Operación Púnica’, y entre los que se encontraría el exsecretario general del Partido Popular (PP) de Madrid, Francisco Granados, el que fuera mano derecha de Esperanza Aguirre.

Esta información, que ha sido publicada por Europa Press, también añade que la trama, que habría intervenido en contratos por valor de 250 millones de euros, según la Fiscalía Anticorrupción, tenía el objetivo de conseguir el lucro personal de los políticos implicados. Estos pertenecen a tres partidos distintos: PP, PSOE y los independientes de la UDMA.

De esta forma, según las primeras estimaciones barajadas por los investigadores y en atención al porcentaje que presuntamente habrían recibido por cada contrato (el mismo que cobraba en Cataluña el hijo de Jordi Pujol), los imputados podrían haber obtenido unos ingresos que oscilarían entre los cinco y los siete millones y medio de euros.

De momento la investigación, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, revela que la organización desmantelada con la ‘Operación Púnica’ se dedicaba a mediar entre empresarios y políticos con influencias en el ámbito municipal, regional y de la Diputación para la consecución de contratos públicos en la gestión de servicios.

Las pesquisas contra la trama, que giraban en torno a dos captadores -los empresarios David Marjaliza y Alejando de Pedro Llorca-, se iniciaron en diciembre de 2013 cuando la Fiscalía de Laussanne informó a Anticorrupción de que investigaba a Granados y Marjaliza por un delito de blanqueo de capitales agravado.

Además de Granados han sido imputadas un total de 51 personas. Entre los detenidos se encuentran el presidente de la Diputación de León y alcalde de Cuadros Marcos Martínez; y los alcaldes de seis municipios madrileños: Valdemoro, José Carlos Boza (PP); Parla, José María Fraile (PSOE); Torrejón de Velasco, Gonzalo Cubas (PP); Casarrubuelos, David Rodríguez (PP); Collado Villalba, Agustín Juárez (PP) y Serranillos del Valle, Antonio Sánchez Fernández (UDMA). También ha sido arrestado David Marjaliza.