Carmona afirma que lo primero que haría como alcalde sería limpiar Madrid «que está hecho un asco»

Antonio Miguel Carmona, candidato socialista a la Alcaldía de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El candidato del PSM a la Alcaldía de Madrid asegura que si fuera dirigente del PP ya hubiese expulsado a Rodrigo Rato. El diputado del PSM y candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, afirmó en RNE que el “cambio en Madrid es que Madrid funcione” y pone como ejemplo que es “negligente” que muera alguien por la caída de una rama y “se cree una comisión en julio para tomar decisiones en noviembre”.

Sin embargo, Carmona dice que ‘no toda la culpa’ la tiene Ana Botella sino también su equipo y señala: “Yo no hago chistes de Ana Botella, puedo criticar su gestión, pero es la alcaldesa de Madrid”.

«Lo primero que hay que hacer es limpiar Madrid que está hecho un asco que no se puede tocar ni las barandillas», recalcó en referencia a sus prioridades municipales.

Sobre si va a pactar con Podemos, Carmona augura que “el PSOE va a ser la primera fuerza política en Madrid” y afirma que “no va a pactar ni con populares ni con populistas”, aclarando que no puede pactar con Podemos ya que únicamente dice que “su programa es la declaración de Derechos Humanos” y que además dicen que no va a presentarse a las municipales.

Explica que “en noviembre sabremos quienes son”, en referencia a la formación de Pablo Iglesias, y señaló que quiere que Podemos le cuente que quieren hacer con el trafico, movilidad, empleo, con la cultura, etc, «en fin todo lo que quieren saber los madrileños».

El diputado socialista cree que Madrid ha perdido pulso en el mundo después de 25 años de decadencia del Gobierno del PP y reitera, como viene haciendo en todas las entrevistas que concede, que su propuesta es bajar los impuestos: “bajar el IBI, eliminar la tasa de basuras y amortizar la deuda de 8.000 millones en mucho más tiempo”.

Preguntado por los militantes socialistas expulsados por el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid, considera Carmona que “están bien expulsados” ya que “podemos meter la pata pero nunca la mano” recordando que “el propio Tierno Galván decía que tenemos que tener bolsillos de cristal”.

Recalca Carmona que “Caja Madrid no era una empresa privada normal y recuerda que ya denunció en 2008 “buena parte de lo que ocurría en Caja Madrid» y aclara que lo hizo en el PSOE, en medios de comunicación y en sede parlamentaria.

A la cuestión de si cree que el PP se va a atrever a expulsar a Rodrigo Rato, dice «yo si hubiera sido dirigente del PP ya lo hubiera hecho” y pregunta: “¿Por qué Rodrigo Rato no y otros sí?».