Aguirre, desatada en las puertas del juzgado: pedirá medio millón a Iglesias por llamarla corrupta

Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta del PP de Madrid critica a Pablo Iglesias por no acudir al acto de conciliación: «No le debe gustar tanto el debate como las teles». La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reiterado a las puertas del Juzgado de Primera Instancia número 97 de Madrid sus acusaciones de que Podemos «está con ETA». «¡Pero cómo voy a rectificar yo!», ha exclamado antes del acto de conciliación al que estaba convocada tras la querella que le interpuso Podemos por vincular a Pablo Iglesias con la banda terrorista.

Aguirre ha insistido antes una nube de periodistas en que las palabras que usa Podemos para querellarse contra ella están «copiadas de la portada de un periódico». Según ha dicho «es la primera vez en España que se querellan contra un político por reproducir los periódicos. Propio de los regímenes comunistas».

Además, avanzado que ella misma se va a querellar contra Pablo Iglesias por llamarla corrupta. «Me piden 100.000 euros. Yo voy a pedir 500.000 euros por llamarme corrupta. Se los daré a la orden que se ocupa del ébola en África».

«Es la primera vez en los 30 años que llevo en política que una cuestión ideológica no se dirime con debate sino con una querella», ha añadido Aguirre, quien también ha criticado a Pablo Iglesias por no acudir al acto de conciliación: «Debe estar en el Parlamento Europeo. No le debe gustar tanto el debate como las teles».

Por parte de Podemos ha acudido a los juzgados Juan Carlos Monedero, quien ha dejado las declaraciones para cuando termine el acto de conciliación.

Según destaca Podemos en un comunicado enviado a los medios antes del acto de conciliación, Aguirre no sólo relacionó al eurodiputado con esta banda terrorista, sino que también, acusó a Podemos de financiarse ilegalmente con dinero procedente del Gobierno de Venezuela. En este acto, los de Iglesias reclamarán “una rectificación pública y una compensación”.

De no ser así, y llegar a un acuerdo, Podemos anuncia que “las acciones legales seguirán su curso”.