Los estudiantes le montan otra protesta a Wert por los recortes a las becas

José Ignacio Wert, ministro de Educación
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Llaman a dejar vacía la primera fila en las clases el 15 de octubre para denunciar que 45.000 compañeros han dejado sus estudios universitarios “por motivos económicos”. Los estudiantes han preparado una nueva movilización contra los recortes de José Ignacio Wert, y este miércoles 15 de octubre dejarán notar sus críticas en las aulas de universidades e institutos de toda España. La protesta consistirá en dejar vacíos los pupitres de la primera fila en las clases para denunciar que 45.000 compañeros han dejado sus estudios “por motivos económicos” al no poder pagar las tasas y tras el recorte a las becas.

La protesta ha sido difundida en las redes sociales bajo el hashtag #Faltan45000 por colectivos como la Plataforma de Afectados por la Tasas (PAT), Estudiantes en Movimiento o La Educación Que Nos Une. A través de decenas de comentarios explican cuál es su objetivo: protestar contra los recortes del ministro de Educación, que en dos años han provocado la expulsión de miles de alumnos de la universidad.

“El 15 de octubre deja la primera fila de clase vacía en luto por los #Faltan45000 expulsados por sus políticas austericidas”, reza uno de los comentarios lanzados para llamar a los estudiantes de todo el país a sumarse a esta iniciativa con la que mostrar a Wert, una vez más, que los jóvenes no van a “quedarse parados” viendo cómo sus compañeros han tenido que dejar sus carreras “por no poder pagar 1.700 euros de matrícula”.

Estos colectivos lamentan que “nadie” se haya acordado de estos 45.000 universitarios en el inicio de curso, ya que “no aparecieron en los discursos de los decanos” y “el ministro no compareció” para explicar la situación. Es por ello que han decidido organizar una protesta el 15 de octubre para denunciar que “sus sitios en las aulas donde antes asistían a las lecciones fueron olvidados y ocupados por otros estudiantes”.

Tal y como explican, “45.000 estudiantes han sido expulsados por no poder pagar y miles de jóvenes se matriculan de la mitad de asignaturas que antes para poder pagarlas. La Universidad está naufragando y echa a los estudiantes como si de polizontes se tratara por no poder reunir el precio exorbitado que cuesta el pasaje”, dicen en una nota que recoge en su web el colectivo La Educación Que Nos Une.

Aseguran que la mayor parte de los compañeros expulsados no querían dejar de estudiar, “pero la Universidad, las Consejerías de Educación de las comunidades autónomas, y el ministro de Educación les han dado la espalda”. En su opinión, la Educación pública deja de serlo si deja de lado a 45.000 estudiantes que son nuestros compañeros y a los que queremos de vuelta. No queremos que vean truncadas sus aspiraciones, queremos que puedan desarrollar sus estudios con normalidad independientemente de su procedencia social”, señalan.

“Queremos a nuestros compañeros de vuelta en clase, nos #Faltan45000 y vamos a pelear a morir para que vuelvan”, dicen estos colectivos, que instan a las autoridades académicas y ministeriales a”tomar cartas en el asunto” de una vez y a terminar con esta “lacra” que “excluye a los estudiantes más pobres y elitiza la educación universitaria”.