Ana Mato evita explicar si el Gobierno se opondrá al desmantelamiento del Carlos III

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ministra de Sanidad ha comenzado su comparecencia ante los medios reiterando su solidaridad y agradecimiento para con la enfermera contagiada. La ministra de Sanidad ha evitado pronunciarse sobre la postura del Gobierno en torno al desmantelamiento del Hospital Carlos III de Madrid que ya tiene listo Ignacio González. Ana Mato ha esquivado cualquier referencia a este asunto para, en su lugar, agradecer el trabajo de los profesionales que siguen trabajando en este centro.

Mato ha sido preguntada sobre el posible interés del Gobierno central en convertir el Carlos III en el centro nacional de referencia para el tratamiento del ébola y otras enfermedades tropicales y de rápido contagio. Sin embargo, en su respuesta ha esquivado cualquier referencia al ofrecimiento del presidente de la Comunidad de Madrid de dar marcha atrás en su plan para desmantelar el hospital y convertirlo en un centro para pacientes de media y larga estancia atendidos en el cercano complejo de La Paz.

Los periodistas se interesaban por esta posibilidad al término de la reunión del Comité Interterritorial de Salud que este viernes ha congregado en Madrid a todos los consejeros autonómicos de esta materia. Más aún después de que ayer se hiciera oficial el contrato de adjudicación de las obras de reforma del Carlos III y de que se hayan reunido en la mañana de este viernes el presidente nacional Mariano Rajoy con el autonómico González y con el gerente de La Paz en las instalaciones del centro en las que permanece la auxiliar de enfermería Teresa Romero.

En este sentido, Ana Mato ha dedicado sus primeras palabras ante los medios a expresar su “solidaridad y cariño” para con la profesional contagiada a la par que le ha extendido sus deseos de “completa recuperación” para después admitir que lo que conoce sobre su estado de salud es por los medios de comunicación, y no por cauces oficiales. Después, en la declaración conjunta de los consejeros a cuya lectura ha procedido la ‘numero dos’ de Mato en el Ministerio ha comenzado también con el “agradecimiento a una profesional que voluntariamente quiso colaborar” en el tratamiento a los misioneros infectados en África “incluso a riesgo de su salud”, se ha destacado.

El discurso de la ministra y el contenido del documento conjunto se ha centrado en llamar a la calma a los ciudadanos porque “el sistema está perfectamente preparado para gestionar esta situación”. Una afirmación que muchos profesionales han puesto en duda a la luz de los últimos sucesos. Sin embargo, Mato ha reforzado su mensaje al anunciar que junto al comité especial que dirigirá Soraya Sáenz Santamaría se creará “un consejo científico” con la participación de profesionales e investigadores.

Además, tal y como se esperaba, se ha anunciado el “reforzado de los protocolos de actuación en base a la experiencia adquirida” y las recomendaciones de distintos organismos. La más notable es la rebaja del umbral de fiebre considerado como de riesgo de contagio desde los 38,6 grados que consideraba la Unión Europea hasta los 37,7 grados. Además, se pasará a considerar persona de alto riesgo a cualquiera que haya estado en contacto directo con otra cuyo contagio se haya confirmado.

En la declaración institucional conjunta se ha lanzado un llamamiento “al conjunto de los ciudadanos” para que “mantengan los hábitos cotidianos con total normalidad”. Asimismo, para atajar el “posible sentimiento de incertidumbre” que ahora reconoce la ministra, se ha anunciado que los resultados de la investigación sobre las causas del contagio de Teresa Romero se harán públicos tan pronto como estén disponibles. Es así que se ha abogado, aunque con escasas pruebas, por la “transparencia máxima”.

La ministra de Sanidad ha explicado además que el asunto económico no será un problema para atender a los pacientes afectados. “Hasta ahora tampoco lo ha habido”, ha llegado a afirmar como respuesta a las críticas que apuntaban hacia esta dirección. Esta misma mañana se conocía el acopio por parte del sistema sanitario de varios de los remedios que se han utilizado hasta la fecha en la lucha contra el ébola.