El consejero de Sanidad dice que “no hace falta un máster” para aprender a ponerse el traje de aislamiento

Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Javier Rodríguez vuelve a criticar a la auxiliar contagiada por ébola porque “ha tardado días en reconocer que pudo tener un fallo” cuando atendió al misionero. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha salido al paso de las críticas de los sanitarios por el poco tiempo que, según parece, habrían durado los cursos de formación que se ofrecieron para enseñar cómo atender a los religiosos con ébola repatriados. Javier Rodríguez ha dicho que “no hace falta un máster” para aprender a ponerse y quitarse el traje de aislamiento y ha ido un paso más allá al decir que “indudablemente, algunos pueden tener más capacidad de aprendizaje que otros”.

Así lo ha indicado en una entrevista en ‘El Programa de Ana Rosa’ de Telecinco, donde ha reconocido que no sabe cuánto tiempo se dedicó a los mencionados cursos de formación ante las quejas de los profesionales. “No sé si será así, pero de todos los que han intervenido hemos tenido un desgraciado accidente. Esta profesional intervino en el primer caso sin ningún problema, y después intervino en el segundo y ha tenido un problema”, ha dicho Rodríguez.

Y al insistir la conductora del programa en el tiempo de duración de los cursos, el consejero ha vuelto a decir que desconoce “si dura más o menos”, dejando claro que “el traje se lo han puesto todo tipo de profesionales y no ha habido ningún problema hasta ahora”.

“El traje se lo han puesto todo tipo de profesionales y no ha habido ningún problema hasta ahora”

El máximo responsable de la Sanidad madrileña tampoco ha sabido responder si los trajes usados para tratar a los enfermos de ébola son del nivel de seguridad adecuado. “No sé si son los trajes más sofisticados”, pero “usando estos trajes ninguno de los que han tratado el primer caso han tenido enfermedad, y son los mismos que se han usado en el segundo caso. El traje parece ser que ha funcionado perfectamente”, ha recalcado.

Asimismo, Rodríguez vuelto a arremeter contra la auxiliar contagiada, Teresa Romero, por su actuación en este caso. Si ayer la acusaba directamente de mentir, aunque después matizó sus declaraciones, hoy ha dicho que “ha tardado días en reconocer que ha podido tener un fallo al quitarse el traje”, y que “si lo hubiera dicho el primer día hubiéramos ahorrado mucho trabajo”.

Tras ello, ha insistido en que la Comunidad de Madrid cumplió a ‘rajatabla’ el protocolo de seguridad marcado por el Ministerio de Sanidad que dirige Ana Mato, que dice que dice que sólo se considerarán de alto riesgo los casos en los que la fiebre supere los 38,6 grados. “Ella -la auxiliar- llama y comunica que tiene fiebre baja, y como no refiere otra razón se considera de bajo riesgo y no se toma otra medida, el protocolo lo marca así. Ese es el posible fallo”, ha señalado Rodríguez.

No obstante, ha reconocido que los criterios marcados por el Ministerio “probablemente hay que cambiarlos”, sobre todo porque estos protocolos se hacen con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS) “usando datos de países africanos donde cuando uno tiene fiebre no tiene paracetamol. Habrá que cambiarlo para la UE, y así lo hemos comunicado al Ministerio de Sanidad”.

Rodríguez, que ha dejado claro que “nosotros no decidimos que vengan los pacientes con ébola, lo decide el Gobierno de la nación”, ha considerado que “no hace falta que todos los pacientes vengan a Madrid a un centro especializado porque en todas las comunidades autónomas hay habitaciones preparadas” para atender casos epidemiológicos.

Por último, sobre si se van a pedir responsabilidades, Rodríguez ha evitado responder y se ha limitado a indicar que la Consejería está haciendo “un informe de todo ello para ver qué ha pasado”, ya que “nos sorprende que haya habido un fallo al quitarse el traje”.