El consejero madrileño de Sanidad no descarta dimitir porque «tengo la vida resuelta»

Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Javier Rodríguez afirma que “no siente apego al cargo” y que asumirá las responsabilidades que tenga que asumir El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha reconocido en la Cadena SER que en el caso del contagio de Teresa Romero hubo un error. Lo que no ha podido confirmar ha sido que se supervisasen el momento en que los sanitarios que asistían a los dos religiosos enfermos de ébola manipulaban los trajes.

A pesar de que “había orden para supervisar cualquier traje”, Javier Rodríguez ha afirmado que no puede confirmar que el momento Teresa Romero pudo tocarse la cara con los guantes estuviese supervisado. Lo que si ha asegurado es que algo falló en el protocolo. “No puedo confirmar que el momento en que se quitó el traje estuviese supervisado». Puedo confirmar que hubo un error”, ha admitido.

Ese error al que apunta Rodríguez se pudo producir en la cadena de protocolo, que no había reflejado este momento en que Teresa Romero puedo tocarse la cara. “Algo ha pasado porque sino, no se hubiese contaminado. Algo no se ha hecho bien. Si ha reconocido que en un momento se tocó la cara y no está reflejado, algo ha pasado mal”.

En cuanto al reparto de responsabilidades, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid no ha querido rehuir la posibilidad de dimitir si se demuestra que la actuación de la Consejería ha tenido algo que ver con el contagio de la enfermedad. “Yo tendré que asumir la responsabilidad y si tengo que dimitir, dimitiría. No tengo ningún apego al cargo, soy médico y tengo la vida resuelta2, ha afirmado.

“Si al final resulta que los responsables somos nosotros, tendremos que asumir nuestra responsabilidad», ha continuado. Aun así, tampoco afirma que el problema problema de Sanidad. «Si de todos los asuntos médicos son responsables los políticos, cambiaríamos cada dos días la administración”, ha puntualizado.

Las ‘mentiras’ de la enfermera

Por otra parte, Javier Rodríguez -que ayer acuso de mentir a Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada por el virus del ébola, ha reconocido esta mañana que su afirmación fue «poco afortunada», aunque ha vuelto a insistir en la misma idea. «No sé por que a su médico de cabecera no le cuenta que ha tratado enfermos con ébola ni porque no informa de lo mismo a prevención de riesgos».

Al ser preguntado de si tienes pruebas de si Teresa Romero ha mentido, la máxima autoridad sanitaria de la Comunidad de Madrid ha afirmado que de lo único que tiene pruebas es de que “no ha dado toda la información que tenía” y ha destacado que “si la paciente dice desde el primer momento que ha tenido un contacto con la enfermedad, se hubiese actuado de otra manera”.